miércoles, 14 de mayo de 2008

Concesiones (Ayacucho y, espero, Vil-KAS Huamán)

Si ustedes son de mi generación y eran fanáticos de las series de Nickelodeon, recordarán eso que deseaba Clarissa a veces: NPP, No Parents Please o No Padres Porfa. Aunque sé que estoy un poco grande para eso, he vuelto a meditar al respecto.



Uno de los objetivos de mis constantes salidas de Lima es hacerme un espacio independiente cada vez mayor. Como les conté alguna vez, ya viví solo, pero con el gentil auspicio de mis viejos, algo que suele ser un gran constrictor de voluntad pese a que no estén ahí para chequear, vigilar, regañar, preguntar, husmear, chismear, cuestionar, y otros sinónimos del verbo "joder"; esto no sucedió en mis excursiones de este años, solventados exclusivamente por este ente EN REESTRUCTURACIÓN.



¿Y ahora? Muy simple, mi estado de desocupado me trajo, entre otros desvaríos como ver El Esquadrón después de cocinar o jugar, una carencia de fondos que me obligaba a pensar cuatro veces cada movimiento de plata (generalmente, los pienso dos o tres veces, soy recontra roñoso en ciertas ocasiones). Y bueno, por el primer feriado de las cumbres, en un extraño consejo de familia (extraño, porque mis viejos no lo convocan, suelen ver mucha tele sin conversar), decidimos que sería bueno irnos de viaje...



Sí, muy bueno...



Buenísimo...



Puede que nuestro último viaje familiar y el primero en casi 10 años.



Les comenté ese jueves, eso sí, que los pasajes, alojamientos y todo eso, estaría bien caro y/o agotado pues faltaba menos de una semana para ello. Tuve que hacer lo de Huancayo: Ultimátum, 24 horas para que decidan entre las opciones que presentaba (Cajamarca, Ayacucho, Chiclayo-Piura, con sus respectivos costos aproximados), sino me iba solo, adquiriendo préstamos de ser necesario. A diferencia de aquella ocasión, mis padres reaccionaron al toque, en el desayuno del viernes nomás, y eso que en Magaly todavía estaban cubriendo lo de Tula. Y eso pasó.



Me preocupa el hecho de perder parte de la extensa libertad que ya tengo. Mas, es una concesión que hago por ir a un lugar que no conozco, por hacer cosas que no acostumbro y, sobretodo, por probar la versión adulta de nuestra relación. Repito, hace alrededor de diez años que no tenemos un viaje familiar, osea los tres juntos, por N motivos, hace siete años que no viajo con ninguno de mis padres y mi experiencia con ellos en viaje siempre me resultó restrictiva, poco memorable (sobretodo, Machupicchu con mi viejo, fue traumatizante; por eso me gusta más Choquequirao u Ollantaytambo), pero esa es una versión de hace años.



Hace diez años era un pequeño cerdito gordo que cursaba el año más difícil de la secundaria, cuando las hormonas ocupan de facto el poder en uno; hace siete años, era un cerdo adolescente totalmente hormonoso, con la ansiedad de Pac Man de comer lo que se le cruce y con las ganas de caminar solo aún por donde no conoce. ¿Hoy? Creo que hablamos de adultos, con muchas inquietudes ya respondidas (muchas de forma decepcionante) y con nueva forma de ver las cosas, por los tres lados.



Sin embargo, reservé mi espadio ultrapersonal: El primer día, tendré la jornada de Trekking a la que mis padres prefirieron no ir (caminata de unos 12 km por camino de herradura) por obvias razones y luego, Vilcas Huamán. Debo admitir que si mentí por esto último: Les conté la exagerada historia de una caminata de trocha de 10 kms., de campamento en Cangallo, entre otras cosas, con tal de gastar menos y tener esos dos días conmigo mismo y... bueno, todo el campo que ofrece la libertad absoluta.



Disfrutaré este viaje, aunque mi regreso puede que sea traumane porque es el día de mi cumple, teniendo claro que de seguro mis "amigos" habrán olvidado la fecha o quien cumple ese día, so pretexto (este año) de los parciales. Sí, claro...



Si tengo suerte, pueda que convierta Vilcas Huamán en Vil-KAS Huamán, con mucha suerte. Lo que está claro, haciendo alusión a lo que me dijo la niña buena, es que regresaré con otro caso resuelto definitivamente aparte del de mi post anterior. Es preocupante que ciertas personas no se acuerden de uno, generalmente, es hora de castigar esas conductas.



Ahora sí, me voy, teniendo en consideración que debo muchos post, entre ellos el de Palpa, el de la chamba, etc. Qué salado soy, justo cuando ya tenemos todo costeado, me dan la noticia de que debo cobrar mi porcentaje de un caso en el estudio, será para otro fin de semana...

2 comentarios:

EmPapeLada dijo...

Lo de Tula y Carmona merece un comment aparte, pero, el viaje con tus padres...bueno, no tengo el gusto de conocerlos, pero padres...son controladores a la edad que sea.

Realmente, si por ahí tuviesen algunas actitudes insoportables, pues sólo te recomiendo la palabra clave: PACIENCIA, total...toda una cuestión. La libertad es un derecho que te corresponde.

Pero por otro lado, si tus papis están viejitos...cuidarlos ¿no?, y aprovechar pasar un buen tiempo con ellos...

Saludos, y buen viaje entonces!

Martín Balbuena dijo...

Clarissa....que buena...ya ni me acordaba...pucha...que viejo que estoy..bueno..que estamos..jajaja. Suerte en el viaje...