sábado, 30 de junio de 2007

La conclusión del agente en tres pitadas

- Que se le pasó la misa de gallo, se le fue el avión...
- ¿Qué hablas, Agente?
- Oye, ¿sabes? Eres demasiado evidente, te esfuerzas en guardar tanto tus secretos que terminas transpirándolos - dijo el Agente, sentándose al otro extremo de la banca -, ¿crees que no sabía que querías contrasuelearla a F?
- Pueeeeesssss... sssssí... es algo muy naturaaaaaaal, creo yo. Tú sabes lo que pieeeeeenso, que parte protagóóóónica del eeeenaaamoooraaamiieeeento es querer KAAAAASSS con la sujeto de afeeecto, ¿veeees?

Recuerden que es bueno no dejarse conocer tan bien por alguien que consigue datos, entrevistas y ediciones para uno. Menos si es una persona tan experimentada y perceptiva como mi Agente.

- A F se le fue pues, posiblemente nada cogió en su viaje y se dio cuenta de que el premio estaba aquí, en Lima...
- Agente, por favor, F y yo somos amigos, ya todo quedó zanjado.
- Por favor, Raulín Raulón, ¡si hasta estas haciendo la zanja en el aire con tus manos! Vamos, eso te incomoda más de lo que puede joder un desplante amical, y a ella también...

Le pedí una pitada y di una de esas profundas, fuertes, de esas que no sólo golpean, sino que producen acidez de un sólo vaporazo y un fruncimiento de ceño de aquellos. Era el humo ideal para exhalar mi respuesta, contundente y sin ganas de dejar nada a curiosidades posteriores.

- Si piensas que aún me gusta, te equivocas. Estoy con el cerebro lleno de otra persona por ahora y realmente puede que tengas razón, se les fue el tren...
- ¿Se les fue?
- Sí, con K me pasó algo similar en la clase de Libre Competencia. ¿Qué tiene que hacer, ah? Si tiene enamorado y todo, ¿o es que todavía sigue en etapa de salir con otra gente? y ahora F, ¿está desesperada o qué? ¿Recuerdas que quería KAS con ella desde el año pasado, no?
- ¿Tanto me incomoda?
- Sí, como una pestaña metida en el ojo.

Paré de hablar antes de que me salgan otros improperios o explicaciones demasiado explícitas. Di otra pitada, con ganas de dar otra respuesta fehaciente y sin lugar a interrupción.

- Mira, no quiero hacerme la víctima, pero te diré la verdad. Con J está saliendo bien casi todo, lento pero seguro, no es como en otras veces donde habían terceros, cuartos y quintos que interfieran y si esta vez me voy a la mierda, nadie me habra empujado al menos. Puede que tengas razón, que ahora descubren que realmente querían algo más, lástima; yo también necesito avanzar, tampoco voy a estar esperando toda la vida una señal de afecto que como máximo llegué a incomodidad por la presencia de otra persona.

El Agente volteó la cabeza cuando toda la bocanada terminó de impactarle en el rostro, dejó de sonreir un momento y me dejó un momento más el cigarro. Lucky Strike, paciente como el solo, incluso como mi cambio de rostro y un inconciente estirón de rostros.

- Compadre, disculpa que siga como una plañidera, incluso sabes que cuando me entero de cosas así hasta me pongo el colmo de creído. Carajo, que egoístas podemos ser todos, ¿no? Recién me doy cuenta de que alguna vez dejé pasar a alguien y me molesté porque me había pasado de largo y había parado donde no la habían dejado pasar.
- Oye, cuñao, ya fue pues, ¿no? ¿Qué más pueden hacer? No conocen a J, no saben nada de ella, no hay probabilidad...
- Nada, no tienen como. Creo que el único que puede dejar que la amistad le cague algo más soy yo mismo.

El Agente y yo volteamos nuestras miradas hacia el nublado horizonte del estacionamiento norte de la universidad, todas las huellas dispersas del mundillo jurídico de este campus.

- Bueno, mi estimado, no dejes que la amistad te cague. Que jodido que comiencen a pedir cuando sabes que saldrás del mercado. Raulín Raulón, ¿sabes por qué es mejor el amor que la amistad?
- Sorpréndeme...
- En el amor hay KAS y ayuda a fortalecer la relación, en cambio en lo otro no hay KAS, y cuando hay, lo caga todo. Se les pasó la repartición pues, ya se fue Papa Noel, piña, ya no hay KAS para ellas, justo cuando ya comenzaban a sentir la ausencia...

Sacamos nuestros celulares para sincronizarlos, no usamos reloj porque algunos son prohibitivos, otros son aprisionantes y otros simplemente feos. Parecía que ya era hora de volver al mundillo jurídico. El Agente sabe, todo, incluso que nunca me dejo influir, ni por chantajes emocionales...

- No voy a bajar mi producción, te lo garantizo, ¿ves?
- Lo sé, incluso vas a tener más lectorado femenino, ahora que lo pienso...

4 comentarios:

SomeDevil dijo...

Si pues te aseguraste el lectorado femenino!
Es una total joda que justo cuando estar por salir del mercado , todos te quieren. Bueno alla ella que no vio la combi pasar.
Y bueno en cuanto a la casa es una que esta por la disco Noctambul,una con escaleras al frente...es simplemente genial!
Es el primero , si pues cuna de aliancistas !!! caray !! y como te digo que no tengo equipo jo!
umm no me se la direccion del restaurante pero esta paralelo al CC.Camino Real,hace mucho que no voy bu! la de la pulga es sencilla , esta en Berlin en Miraflores, cerca de los huecos chupisticos, es una casa verde con un juego de niños a la entrada es un avioncito creo u_U ya si con eso no la reconoces pucha no se que mas decir...... hay muchaaa ropa para tu J, si es de estilo de muchos colores y una que otra cosa antigua. Llevala por ahi , si no la conoce le parecera genial. Si es de las que prefiere vestir de negro cruzando la calle hay otra tienda muy linda!

Ay! se me pasaba dime : puedo linkearte ?

Raulín Raulón... dijo...

¡Esa casa es preciosa, con su jardín y zaguán en plataforma! Es la casa KAS que te mencioné, es entre los solares como Laberinto es entre las películas: El pequeño detalle que inclina la balanza a favor.

Sí, Berlín, hace años que no voy, pero he pasado por ahí. Por último, ¿cómo olvidar el jirón de Far West, donde compraba mis tabas escolares? Mira, si en algún momento comienza a preocuparse por su apariencia, le va a convenir ver la tienda de ropa negra... pues entre trattorias, parrillas y posiblemente una choguerona pachamanca...

¿Linkearme? Por supuesto, faltaba menos.

[aN] dijo...

Ajá! Raulín Raulón, nos volvemos a encontrar! Tan Tan! (como novela mexicana)...

Raulín Raulón... dijo...

Tú de nuevo por aquí. No sé cuánto podrás haber cambiado en otros tres años.

Justo ahora...