sábado, 23 de junio de 2007

99. Algo que nadie sepa

- No sé cuanta gente ha leído este blog en sus más de dos meses, desconozco como sacar el numerito o la cifra esa.

- Me gustan canciones de Luis Miguel de mediados de los ochenta.

- Soy muy supersticioso, creo en el horóscopo, en el Pakatnamú Moche de Somos, lectura de coca, lectura de manos, etc, etc, etc. He llegado a comprobar que, por ejemplo, siempre tengo controversias y problemas serios con las Sagitario de Diciembre (las de Noviembre en cambio siempre prestan armonía a mi vida) y bastante baja opción con Acuario, contrariamente a lo que pasa con Piscis o Libra. Eso sí, no llegué a esos amaneramientos innecesarios como la ropa interior amarilla (aj!)los baños de florecimiento (ujujujujujujuy!).

- En Marcona, he escrito el argumento y puntales de guión de una telenovela llamada Luna de Marcona y de una película soft llamada Sol de Marcona y de un thriller llamado Marcona, aquella noche que me la pasé en vela en ese telo cuidando mis cosas y oyendo tirar a otros en un alojamiento.

- Por cierto, los gemidos reales son mucho más nasales que los fingidos.

- Odio el box, las artes marciales y cualquier práctica competitiva con animales excepto la arequipeñísima pelea de toros, donde no se sacrifica a ninguno por las hueveras.

- Yo soy quien te llamaba y colgaba al escuchar tu voz.

- Yo tomé aquella fotografía que luego te mandé por un mail anónimo y que ahora tienes en tu jai faif.

- En mi casa penan, pero el color rojo de los muros, los salamandras y el humo del cigarro hacen de esta habitación un refugio inexpugnable para cualquier cuco.

- En esta semana me he llenado de autoestima. Aunque no vi a J, ella me dijo dos veces que tenía ganas de verme (como machucante, como amigo, como intermediario o como persona interesante, esto último puede ser muy peligroso, no sé, cosa de hilar fino). Aparte, hoy un profesor (Mr. Fat) muy querido me dijo que mi perfil tributarista era muy profundo y capaz, y que no debía que optar por opciones simplistas.

- Por cierto, una chica muy aventada en la universidad ayudó mucho con esta frase: "¿Estás estresado por finales? Entonces, ven que te desestreso". Buena combinación: Terno gris + Camisa celeste + Corbata roja + Lucky Strike + Inevitable mirada mañosa a sus piernas descubiertas y rebeldes ante el frío limeño.

- Nunca dejé de ser actor. Y trato de no hacerlo: En ciertas ocasiones, suelo repetir determinados parlamentos frente al espejo, por ejemplo estos dos: "Pues sí, ese caso será mío, no puedo escapar de ese desafío, y no sé como agradecer la confianza que en mí depositan sino con una promesa de triunfo... cueste lo que cueste" Cuando me alisto para ir a trabajar (a un sitio bastante diferente de un bufete). "Porque realmente eso no importa, nunca más, dónde me vaya o dónde permanezca, el único lugar permanente serás tú, del que jamás podré escapar ni en el que me ya no me arrepentiré de nada más en este mundo" Es el parlamento final del protagonista masculino de Luna de Marcona hablando con la protagonista, capitulo final en playa Tres Hermanas, después de haber presenciado la muerte del villano a manos de ella y haberle ayudado a eliminar todo indicio.

- Tengo a algunas de las malcriadas del Trome en mi jai faif. Una de ellas estudió conmigo y bueno, ella tenía a otras entre sus contactos. Nada serio, pero sí divertido.

- La muerte de un ser querido no me conmueve tanto como su desgracia en vida. Muchas veces he forzado las lágrimas públicas postumas, las mismas que salían solas por el hecho de sentir la amenaza de la infelicidad permanente de alguien, en lo más privado que pudiese encontrar.

- Generalmente, recuerdo canciones y comerciales de TV que nadie recuerda y de las que incluso, en canciones, ni siquiera recuerdo el título o el intérprete.

- Alguna vez me compré un pantalón de cuero, el cual sólo me puse una vez y luego vendí a alguien bastante "amplio".

- Por KAS, he llegado a tragarme ciertas películas que no me agradan de los siguientes directores: Del director de Grease, Tim Burton, Stanley Kubrick, del director de West Side Story (con D pues, incluso en teatro, hay un post sobre ello: "Dispuesto a ser estúpido"), del director de Diarios de Motocicleta, entre otros. Felizmente, ella siempre quiso ir a Bembos o por un café después de la pela.

- Por cierto, cuando "voy por un café", no tomo cafe, generalmente. Por ejemplo, en Z o Café de la Paz (al cual no voy hace uffffff...), lo máximo de cafeína que aguanto es un Mokaccino, después algún frappé o el clasíco postre que llaman "Cheesecake". Cuando voy a la cojudez de Starbucks, sólo como el keke ese de manzana, me llega al chómpiras decirle "Muffin".

- Y además, ahora que lo pienso bien y sin miedo de parecer más gruñón de lo que ya soy, ya estoy harto de Z, de Starbucks, de La Baguette o San Antonio. Confieso que muchas veces voy ahí por otorgarle la elección a la persona que va conmigo: Si es de la PUCP, sé que elegirá Z (como que eleva el estatus catolicense esa huevada de ritual) y donde (a veces, indeseablemente) siempre me encuentro con "alguien"; si es de un ambiente más pituco y menos "bohemio", Starbucks o San Antonio, por lo menos no me encuentro con ningún papamoscas por ahí. Ya, mucho lenguaje de fanzine

- Se me ocurrió escribir este blog cuando me salió hasta las caigas una tarta arrebozada de coliflor que estaba preparando, con la idea de que cuando estoy en pareja, con un KAS o aunque sea en salidas monses, soy mejor cocinero.

- Me encantan las verduras, fui vegetariano cerca de un año.

- Me encanta la música disco. Aparte, en cuanto a baile, sólo un tipo de mujer saca el Rodolfo Valentino o el Fred Astaire que hay en mí (extrañamente, Valentino, Astaire y yo somos del mismo signo zodiacal), después, no hay quien me saque.

- Algo que me parece despreciable, aparte de los zumbidos MSN, son los sonidos del Power Point. Sin embargo, tengo que usarlos cuando tengo alguna exposición en la chamba, sólo para que los empleados públicos no se queden dormidos ni con la sensación de que no se les trató con la reverencia debida (imbéciles, gaznápiros marcatarjetas).

- Las únicas deportistas que alguna vez me gustaron fueron Laura Arraya, tenista, y Milagros Moy, voleybolista.



En fin, no más, sino tendré que ponerle sonidos a este post.

8 comentarios:

Eva María dijo...

genuino. Ojalá haya una segunda parte.

carmendelly dijo...

jaja q mate d risa si pues, el cafe z.. te hace "bohemio" pero a mi me gusta más starbucks... mas rico el cafecito.. especialmente el mocha blancoooo ummmmmmm buenisimoooo

giancarlo dijo...

Ay, qué cholo, pero si se dice mófin... y así lo aseguran mi vieja y la gringa inga.

C. Giuliana dijo...

Creo que cada vez son más los que admiten odiar los zumbidos del msn xD. sep, son desesperantes!

D€m€nT¡∂ dijo...

porque llamabas y no hablabas?

Raulín Raulón... dijo...

Eva María: Gracias! Y gracias por volver a la blogósfera, me gustó ese artículo de la soledad, me pareció taaaaaan... jajajaja.... cachaciento.

Carmendelly: La verdad, por prejuicios míos y por la necesidad de la posturita saquito + buzo + puchito + lentes + café en taza, siempre me negué a la presentación de Starbucks. Torpe y burgués de mí, habrá que probar, ¿no?

Gianchico: Jajajajaja, pero si ellas lo escriben con tilde, fíjate que pierden y me invitan uno ¡kas y kas!

C. Giuliana: Creeme que soy capaz de malograr amistades a propósito por los zumbidos. Eso de los sonidos del Power lo aprendí de un profesor, ex magistrado del TC y todo, que era un xanax...

Dementina: ¡Tenía 14 años! Era un chiquitín inseguro y paranoico, y en realidad seguí siéndolo hasta los 19, pasando de "discar" a "marcar". En la actualidad, llamé, lo hice y me sentí muy bien, aunque aún sigo preguntándome si esto es un sueño o mar de dudas.

lizzy dijo...

asi q tu me tomaste esa fot jaja.. buen post..

Raulín Raulón... dijo...

Lizzy: Sí, fui yo, mientras fingías no mirarme, en ese lugar aparentemente público.