jueves, 14 de junio de 2007

Individuos peligrosos (Otros sospechosos comunes...)

De hecho faltan, sólo cuento parte de mi historia personal que por supuesto es distinta a la de cualquier otro. Como dije, no voy a ennumerar a todos y en este post, a diferencia del anterior, incluiré a hombres con los que no se compite para nada, pero igual estorban, impertinentes como aquel paracaidista de Ollanta que cayó a la cancha en pleno Universitario - Alianza Lima del año pasado.



El amigo gay: Antes de comenzar y antes de que se ofendan los de MHOL, debo aclarar que no soy homofóbico, tengo amigos y conocidos homosexuales a quienes tengo en muy alta estima y, de hecho, son mucho más entretenidos que la gran mayoría de mis amigos hetero (igual con las dos lesbianas que conozco): Yo me refiero al GAY, para efectos de este post, como homosexual fashion, siempre al día y, sinceramente, bastante más superficial. Si ella tiene un amigo homosexual y tú eres una excelente pareja, creeme que respeto hasta sobrará y hasta ganarás un amigo. Pero, ¿qué pasa con el adicto a Vanidades, a Downtown, a comprar accesorios?


El gay también está lleno de complejos, prejuicios, ganas de joder, como todos, ¿ven? Algo así como el de la wich del mundo straight. Y tiene un gran complejo de "matrona" de algunas de sus amigas (como a veces es otra chica) e inmiscuirse en su vida, a veces deseando "lo mejor" para ella. Tengan en cuenta que a veces aconseja muy bien en cuanto a moda, en cuanto a paltas sentimentales y justamente por eso se gana la confianza, pero no precisamente la tuya si le pareciste muy mal aspectoso o muy riesgoso para su estatus en su círculo, aparte de ir en contra de SUS expectativas (no precisamente las de ella), ahí es donde puede salir la maledicencia, la cizaña, etc.


Esto pasa con todos en verdad, pero como que una chica le hace más caso al chico gay. Cuando salía con D y tenía este problema, más exactamente después de visitar el entonces Vale Todo, esbocé esta teoría: Como que en el cerebro de D, este bro..........ther tenía la combinación perfecta de sensibilidad y emotividad femenina y lo racional de la mente masculina. Habrá de ser...


Recomendación: Ya no sirve recriminarse por haber descubierto tan tarde que sales o estás con alguien un poco influenciable. Bueno, si te toca algo así, tienes que ser cuidadoso y saber como imponer límites, porque no es su problema, finalmente.


El amiguito-hijo: En realidad, el cagado en esa situación es él. El problema con la pareja es que quita dos cosas muy importantes para mantener el fuego: Espacio y atención.


Generalmente, este sujeto es una nulidad con las mujeres, pero algo que le encanta es ser el centro de atención en un grupo de amigos, y sobretodo, opacar a los novios de sus amigas. Si bien es cierto que lo tratan como a un niño, consintiéndole todo y celebrando sus gracias, es un riesgo para la estabilidad y el tiempo de pareja.


Recomendación: Esa es chamba de dos, hay que hablar con ella, sugerirle no que le haga el pare, sino que lo "destete", que le quite de a pocos la atención para dejarlo crecer por su cuenta.


El amiguito de la infancia: ¿Alguna vez, pichangueando, les ha tocado uno de esos pericoteros que adoran hacer huachas y todas esas cabriolas? Bueno, algo así es aquel personaje que por alguna razón se ausentó y regresó muy guapo y muy interesante. Hasta cierto punto es un desafío ideal para probarte como presente y a la vez desestabilizarte al hacerte recordar que (por lo menos en mi caso) has llegado un poco tarde a la vida de ella y que dicho episodio que regresó no puedes hacerlo olvidar porque fue bueno.


¿Qué hacer? En realidad no se puede vivir de recuerdos, pero los recuerdos sí pueden vivir de uno como en los personajes de Almodóvar. Realmente tendrías consuelo de tontos poniéndote a recordar tus episodios felices y/o placenteros y realmente quedarías muy mal si le cuentas de eso a ella porque sabrá, o al menos supondrá, que es falso por el sólo hecho de que se lo cuentas justo en ese momento.


Recomendación: Que se LARGUE, y entonces, con la cabeza fría, te darás cuenta de la importancia que tenía. Y ya pues, si las cosas no salen bien, no es tu esposa, tampoco tienes porqué soportarle todo.


El héroe de ficción: Existe, pero no es real. Realmente nunca he pasado por eso, pero he visto casos y he escuchado canciones ("Lo empiezo a odiar" de RIO e "Indiana" de Hombres G), pero eso sí es el colmo de la inseguridad.


En realidad, si alguien debería estar celoso, es su viejo.


El chico de la confirma: Confieso que esto tampoco me ha pasado, pero me lo comentaron a la volada en la universidad. Nunca he salido ni he estado con alguien que, en ese momento, esté por confirmarse y todo eso, pero sí he sido testigo de gran sufrimiento de algún amigo.


Suele pasar con el preceptor o catequista (no sé como se les llama, yo no me he confirmado), un pata un poco mayor, ya con una vida hecha, curtido de vida universitaria y de conocimiento sobre el mundo de afuera, dueño de sus decisiones y de sus reglas. Ya de por sí un pata mayor llama la atención, pero ¡Tanta madurez! Seamos sinceros, es mucha competencia para un chiquitín de 15 o 16, más para un cerebrín de esa edad en un cuerpo de 23 o 24.


El problema no es sólo que ella hable de él hasta hacer que uno lo odie, sino que, que, que... comienza a conocer un nuevo mundo con este guía y la consecuenta fascinación. Cosas del crecimiento.


El primero que...: Sinceramente, esta causal me parece de lo más cojuda, pero creo que para muchos es una paltaza.


¿Recuerdan aquella ranchera que dice "No hay que llegar primero, sino hay que saber llegar..."? En esto, créanme amiguitos, la pelota está en nuestra cancha. Nunca estuve seguro de esto que dicen de que las mujeres siempre guardan un especial recuerdo de aquel con quien fue su primera vez, pero sí sé que muchas veces esos episodios son bastante cagados. Pase o no pase esto, depende de tí, tienes que hacerla bien y si no tuviste una buena formación en etapa Mitsubishi Pajero, puede que te veas forzado a seguir sufriendo.


Es parte del pasado, pero si el recuero atormenta, uno es el encargado de removerlo. Aparte, puede que también te joda que sepa más. Bueno, si es así, te sacaste la loteria, déjalo correr, es soberbio, lo garantizo, no tienes porque molestarte y si eres un santo, piña pues, la misericordia de los santos es infinita hasta donde tengo entendido.


Bueno, creo que cierro mi lista, lo cual no significa que alguien tenga algún sospechoso en la suya propia. Igual, tomen las precauciones del caso. Arrivederci, seguimos en carrera!

3 comentarios:

C. Giuliana dijo...

Yo reconozco que solía molestarme la heroína de un ex ya muy pasado, allá por la adolescencia. Pero es que el chico era muy dado a los dibujos animados jaja.

El pajero maldito dijo...

"el primero que..." si me llamo la atencion. Supongo que las hembritas lo deben recordar toda su vida (asi aya sido buena o mala la experincia).

Por lo menos me consuelo de que mi curriculum de "Mitsubishi Pajero" es bastante favorable (demasiado diria yo).

Un saludo de "mano" a la distancia

D€m€nT¡∂ dijo...

pajero: eso es cierto, nosotras siempre recordaremos al primero... pero concuerdo con raulin, uds pueden hacerlo volar con una buena relacion y no me refiero solo a la sexual...
Muy buen post raulin, me cague de la risa con el amigo de la infancia, me trajo recuerdos jeje