miércoles, 18 de marzo de 2009

El inconsistente tema del Verano

No sé si me equivoco, pero los temas del verano no tienen consistencia.


Hace poco pensaba que lo que surge entre fines de Diciembre y comienzos de Marzo no tienden a significar demasiado, o a durar, o a requerir mucho de uno. Es mucho más lígero, más relajante en algunos casos, y en otros, dicha incipiencia llega a ser fastidiosa. En realidad, hace cierto tiempo le perdí la fe al verano que, si bien es cierto nunca me gustó demasiado, era como un Papá Noel de adolescencia en cuya benevolencia creía.


Como que el verano significa generalmente descanso, vacaciones, momentos de solaz, reposición, torneos de verano, lo que sucede se queda en el verano. Tanto en el cole como en la universidad (incluso con ciclo de verano) la tónica académica casi general era no tomar nada serio en esos meses, o de tomarlo, no hacerlo tan seriamente, darse al relajo sin reparar en la importancia que pudiese tener. Que se derrita rápido al sol.


Después de casi todo un día de chanchullos jurídicos, me siento más relajado. Sé que estoy haciendo algo serio, algo muy importante para el presente, pasado y futuro, pero igual tengo la sensación de que no es precisamente lo esencial que estoy buscando. Le pongo ganas, las suficientes para salir adelante y llamarme sin tapujos abogado a fines de este año, pero no es lo mismo que eso... que es algo que quisiera no olvidar nunca ni dejarlo atrás facilmente, ni sentirlo como un esfuerzo sobrehumanamente molesto pero necesario que podré canjear por una satisfacción mayor...


Nunca me puse máscara alguna, soy así. Los veranos ya no son como antes, por eso quiero que se acabe rápido, su creciente frivolidad me inquieta, lo insuficiente de su capacidad de aferrarme. En fin, mientras tanto, disfrutarlo al menos, mientras tengo algo de tiempo libre y pueda seguir dejando inactuales.




Me quedo con esta canción de Mungo Jerry: We're not bad, we're not dirty, we're not mean, we love everybody but we do as we please...

13 comentarios:

Cristina G. dijo...

primero, gracias x tu comentario en el blog, me dijo mucho :D
ya sobre tu post, bueno..es verdad no?? en el verano no se toman las cosas muy en serio..no llevé cursos en verano, pero sí lo he hecho y es como que todo más relaaaax :)

un beso y q bueno! sigas disfrutando lo q keda de verano..yo ya estoy odiandolo porque me achicharro en la u :S

Cristina

Yvonne dijo...

"Los veranos ya no son como antes" parece letra de bolero cantinero.

El Chico Nube dijo...

El lado bueno de estos veranos frívolos es que mucha gente indeseable está fuera de Lima los fines de semana.

Jimmy dijo...

El lado bueno del verano es que pouedes ir a la playa y ver chicas bonitas semi desnudas sin ningún sentimiento de culpa o complejo de voyeurista. Y eso ya es bastante. Amén de las minis que invaden las calles.

Raulín Raulón... dijo...

Cristina: De nada, siempre hay que dejar algo importante.

Sí, bueno, al menos fue así como hacía en mi licenciosa vida estudiantil.

Yo también me achicharró, en la calle y en la facultad, hoy lo hice en el banco de expedientes.

Yvonne: Más que cantinero, picantero, cholololo picantero.

Chico Nube: Sí, dejan mucho espacio libre, incluyendo a veces los espacios de gente de verdad acogida.

En fin, yo apuesto cualquier día de la semana.

Jimmy: Exacto, maestro. Sin culpa alguna, pero no, discrepo de todas maneras, no creo que sea bastante.

¿Voyeur? Lo soy, pero hasta en invierno me parece más apasionante.

Yvonne dijo...

Oe bolerista emolientero, qué es eso de amigo cagón? xd

Que rico el último gol no?

Dale U!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

El Dios Ateo dijo...

Me gustan las noches de verano, porque son híbridas, una oscuridad de cuerpos calientes en la plaza de Chosica, ah pero los días son insoportables, Además de eso los cuersos de verano, pues son curso de "verano" ¿no?, o sea, nadie se los toma muy en serio. =)

Raulín Raulón... dijo...

Yvonne: Pizarro pues, requetecagón.

Dios Ateo: Me hiciste recordar un buen motivo veraniego, la canción de Miguel Ríos, Rock de una noche de verano.

El Dios Ateo dijo...

Voy a buscarla.

Lara Holmes dijo...

Waaaaaaaaa!!...yo también quiero q se acabe el verano...me la pasé trabajando, no descansé...ni siquiera fui a la playa...abuuuuuuuuuuuuu :-(

Ronny Lionel dijo...

En efecto, broder. Yo diría además que cuando se llega a una cierta edad ya el tema del verano deja de entusiasmarte como cuando tenías 20 años, pues hay que chambear para pagar el depa, las deudas, la comida, la maestría...

Más bien, este verano se está prolongando más que lo normal... ya estamos a 20 de marzo y el solo sigue quemando como la rcsm (el año pasado, en esta fecha ya no salia tanto sol y corría vientecito...)

Un abrazo

Alexis encaletado dijo...

Yo ya no soporto el verano. Odio ponerme terno en verano. Odio sudar.

Yo ya no soporto el verano.

Raulín Raulón... dijo...

Lara: Bueno, para los veraniegos, eso del verano sin playa es como un cebiche sin limón.

Yo también lo siento algo desperdiciado, como varios de los últimos. Tal vez sea su inherente naturaleza.

Ronny: Sí, y te vas dando cuenta de que, en realidad, es la parte más difícil de cualquier año.

Para mí, los veranos siempre terminan en Semana Santa. Respecto a los tiempos, cuando niño siempre percibí el 22-Oct como inicio del verano hasta... Semana Santa, ahora creo que durará un poco más...

Alexis: citando al buen Pit Stain de Pete & Pete (Manchaaxilas): "Sudar es la acción de cun cuerpo sano". Eso sí, encerrado en un closet de casimir o lanilla, lo único que pierdes es agua.

Pero tranquilo, colega, los que peor deben estar pasándola ahorita son los tributaristas. El 26 comienzan con los de RUC cero, achachau...