lunes, 30 de marzo de 2009

El integrante más joven del Club Escandinavo


RR: (Sin levantar la vista) Estoy buscando prioritariamente expedientes penales, mi estimado Chano. El procedimiento lo conozco al dedillo, quiero uno que llegue a Suprema...

Chano: (Más atento a la conversación) Verdad pues, tú has trabajado en eso. Pero, ¿de todos modos tiene que ser penal?

RR: Ahora, al paso que voy, fácil agarro uno de familia...

Chano: (Esbozando una sonrisa malévola) Sí, veo expedientes, pocos, pero te pueden servir...

RR: (Levantando la mirada, y devolviendo la atención total) ¿Sí?

Chano: Sí, mira, un divorcio por causal, adulterio, ideal para tí...

RR: ¿Para mí?

Chano: Claro, para tí, que sabes de cachos...


Ambos compañeros ríen. Honor a la verdad: El chongo salió bien.


Desde mi punto de vista, estaba cantado. Desde mi gruñón y amargado punto de vista, con veintitantos años a cuestas y situaciones que me han envejecido más que el cigarro. Porque eso se sabe (mal que bien, existe la experiencia), se descubre, se deduce (por la señas descritas por el buen Cisneros) y cuando no, un verbo más poderoso aún: Se intuye. Y todo eso fue lo que le falló a Alfie Patten, aquel imberbe que creía ser el padre más joven de Europa, el fenómeno al que le crecieron cuernos antes que barba.


Cuando ya no se tiene que impostar voz para hablar con una chica "más grande" (o se deja de utilizar el comparativo "más grande"), se paga "universitario" y no "medio" o al percibirse los primeros ingresos, es intratable ser víctima de una sacada de vuelta. El orgullo la reputación de uno no admite la posibilidad de ser víctima, el lorna del asunto, el que recién descubre la pólvora cuando ya le cayó una bomba nuclear, sobretodo cuando se está en un mundo donde sé es algo por voluntad popular y no precisamente por autonomía. La verdadera procesión interior madura con uno, chocando de formas más profundas a medida que pasa el tiempo, pero creando anticuerpos cada vez más eficaces.


Uno se vuelve más duro con el mundo y autocrítico consigo mismo. Ya no es lo mismo en lo que confiaba, en lo sólido de la relación, que no había sido más que una fe adorable blasfemada... por una falsa profeta. Ya no es fácil confiar de la misma manera en cualquier mujer, teniendo también en cuenta la tendencia reciente de algunas mujeres a "comportarse como 'hombres' ", así como en las posibilidades de establecer algo significativo con alguien, sin necesitar ver con el rabillo del ojo a los costados, ejercer celos o simplemente sentir la sombra del fantasma de una infidelidad anterior.


De otro lado, aún sabiendo quien fue culpable, uno no puede dejar de responsabilizarse por alguna ineptitud: ¿Qué fue lo que sucedió en verdad? No es lógico que haya pasado eso si uno había sido una pareja medianamente competitiva, al menos; significa que hay un defecto de fábrica, que ocupará las pesadillas del flamante atrasado, analizar las causas de tanto desastre y como mejorar el sistema de Defensa Viril, desplazando a lo que puede ser menos penoso: Culpar a la verdadera responsable. (N. de R., por eso, aconsejo no ver telelloronas donde los hombres son culpables de todo, incluso de "arrojar a sus mujeres a los brazos de otro").


Más que manejarlo, la cuestión es destruir el problema, enterrarlo hasta que quede un ridículo copete como recuerdo risueño. Al menos, los hombres tenemos algo a favor: La infidelidad de una chica puede desacreditarla casi definitivamente, e incluso convertirlo a uno (mitología de por medio, a veces) en una especie de héroe que probó la comida envenenada antes que sus compañeros. Después, o incluso sin pasar por la etapa previa, se va olvidando de a pocos, dejando que el horrible sabor de esa medicina pase y la lengua recobre su ímpetu, asimilando eso llamado experiencia. En cualquiera de los dos supuestos, uno puede salir del closet escandinavo.


¿Cuál fue mi elección? Salir de ese closet. Como cliente escandalosamente insatisfecho, armé un chongo estilizado como para que nadie olvide que cierta persona (que, por cierto, lee este blog) era, es y será tramposa, que le encantaba coleccionar chicos de la PUCP, que lo suyo era calentar la sopa (para no dejar tomarla) y claro, reclamar el tiempo, pasiones y sensaciones perdidos en ella. Por supuesto, y acorde con una frase de moda, lo mío era Cometer Venganza y Rencor, ni olvido ni perdón, por lo menos hasta sentirme plenamente resarcido.



Los años pasaron, la madurez cayó y fui superando el tema como un hombre civilizado, la espina profesional, se removió el año pasado, de manera muy profesional. Eso sí, no me arrepiento de ciertos actos vengativos que ejercí, e incluso siento que José Luis Carranza, el "Puma", ídolo y patrocinado vitalicio de esta casa, jugó muy mal a sus compañeros Búfalos Mojados, después de haber sido víctima de un escandalete perpretado por su propia esposa. Comprensible, de todos modos, al ser su problema ya no de tres, sino de cinco, y estar el buen "Puma" en una etapa superior a la mía (eso sí, de la puteada que le deba haber mandado Chemo o Martínez, nica se salvó).


Pero bueno, ¿qué hay con el integrante más joven del club? A su edad, por supuesto, no sabría de qué chícharos hablamos. No sé cuanto debe afectar a un niño que, posiblemente viva pegado a su Nintendo Wee y no tenga idea de problemas como la eyaculación precoz o la falta de comunicación, una situación así. No sé si tendrá que toparse con la burla diaria de sus compañeritos (lo que aquí sí pasaría aquí), o tener que mirar la cara de otros posibles padres de la que, hasta el viernes, era su hija. ¿Cómo será sentirse así de engañado a los 13? Engañado por su noviecilla de juguete, por la familia de ella (que mucho no ayudaba a que la niña vaya por el camino diestro), por todos aquellos interesados en mantener esa farsa millonaria, por haberse convertido en el payaso de todo su entorno. A los 13, a los 13 yo recién comenzaba mi larga carrera de tropiezos, soñaba con debutar con Gianella Neyra, no me imaginaba nada de eso, ni siquiera me preguntaba acerca de un porvenir no tan feliz... ¿y el de Alfie Patten?


Tal vez solamente quede recibirlo en el club, aunque no haya querido jamás salir del closet y/o haya sido demasiado joven para asumirlo, y compadecerse por su violento ingreso a la hombría...


En fin, la primera canción de este post es una que escuché cuando yo estaba en la misma etapa hormonal de Alfie, un tributo kitsch a los noventa: El Santo Cachón (no se pierdan al perro del 3:29). Y la segunda es la amenaza a cualquiera que pretenda salirse de cauce: Scandal de Queen.





10 comentarios:

.: MeLi :. dijo...

Yo lo descubrí desde un principio: ¡ese niño no podría ser el padre de Maisie! Su cara lo decía todo, y la cara de ella también.

Como dicen por ahí, a otro perro con ese hueso! Uhm!

Sobre el vídeo, nunca olvidaré los "efectos especiales" de los tres espejos reflejados; y la cara del acordeonista es muy chistosa!

Yvonne dijo...

Pobre Alfie y que tal polilla la mocosa esa jajajajaja.

malchick dijo...

Yo planeé mil y un venganzas contra mi sembrador de cachos... pero algunas eran irrealizables y otras me faltaba tiempo y presupuesto... al final me metí a una congregación espiritual y ahora me da igual, aunque de cuando en cuando me vuelven las ganas de tirarle un par de patadas.

A los 13 años andaba viendo caballeros del zodiaco y coleccionando papeles de recortar, lo peor del mongolazo es que es cachudo a nivel mundial, no solo en su distrtio, no solo en su circulo.

Raulín Raulón... dijo...

Meli: Sí, no se veía muy verosímil eso de que el chibolo sea el viejo. Para mí, ni quáker el pobrecito.

Sí, esos efectos bien paisas. El acordeonista, para mí, era el atrasador.

Yvonne: Sí, que tal polilla. Un nuevo valor del deporte del puterío.

Malchick: ¿Congregación? Bueno, al menos no vives la frustración de un plan fallido.

Es cierto, sus cuernos son comidilla hasta en Samoa.

azul dijo...

esa chiqita se pasó
:S
pobre alfie.!! (es un decir, sus viejos deben estar saltando de alegria)
xvre cmo siempre, ya stas linkeado xD
suert.

El Dios Ateo dijo...

"Uno se vuelve más duro con el mundo y autocrítico consigo mismo. Ya no es lo mismo en lo que confiaba, en lo sólido de la relación, que no había sido más que una fe adorable blasfemada... por una falsa profeta. Ya no es fácil confiar de la misma manera en cualquier mujer, teniendo también en cuenta la tendencia reciente de algunas mujeres a "comportarse como 'hombres' ", así como en las posibilidades de establecer algo significativo con alguien, sin necesitar ver con el rabillo del ojo a los costados, ejercer celos o simplemente sentir la sombra del fantasma de una infidelidad anterior."

Muy cierto, compadre,es muy horrible, saber que no importa qué tan bien trates a la otra persona, eso NUNCA asegurará que ella haga lo mismo por ti. Entonces te das cuenta que muchas cosas que se califican como estables, parecen una canción de iglesia, cosas que se cantan, pero quenadie realmente espera aplicar... en fin. A más de dos años de mi primera y única (espero que no haya otra)usada de casco vikingo, aún hay cosas que duelen. El aniversario de mi membrasía en este club se "celebra el 5 de abril".

Saludos, Raulón

Lara Holmes dijo...

Pobre chibolo...y la quinceañera, tremeda jugadora, a esa edad...uhmmm, q será de acá a unos años más...horror!!!

FUGITIVA dijo...

mas trampa la chicaa, cuando vi esa noticia y vi al niño...me kede soprendida xq tiene una cara de bebe increible.
En fin la ley del mas habil y astuto es la que cuenta.
saludos

G. Bastas Chipoco dijo...

¿Realmente duele? ¿es el peso de la culpa? ¿es el reproche por quizá no haber hecho suficiente o poder haberlo hecho mejor? ¿es la idea de que se pudo descubrir antes de tiempo? ¿es el tiempo perdido? ¿es el orgullo y la vergüenza? ¿es el animo revanchista? ¿es el cariño que todavía persiste? ¿es un poco de todo lo anterior? ¿es acaso mucho más?

Gabho dijo...

El post me parece genial en realidad nadie esta libre de los cuernos, nadie tiene un detector de amantes para prevenir ello o solucionar el problema en primera.

Que el peligro de los cuernos forzosos sea motivo para mejorar nuestras relaciones de pareja o si ello no sucede ni modo buscar a otra persona.

PD: El video buenisimo, lo ecuchaba cuando estaba en el colegio uff hace años.