miércoles, 20 de agosto de 2008

Plan V - La iglesia metódica de Wayne Arnold

Entre otras cosas, ya se comenzó con el Plan Vehicular: Sacar brevete y conseguir un carro decente, en un plazo de ciertos meses. Con eso, también mataría dos pajaros de un tiro: Tendría como llevarla a ella a la fiesta.


El Plan Vocacional, pues aún no he descartado la posibilidad del fracaso laboral, tomará forma en Septiembre y habrá que hacerlo con cuidado, si no quiero producirle a mi padre un derrame (¿O en verdad, sí quiero eso?); eso, por supuesto, sin descartar la posibilidad de encontrar una buena y nueva chamba, cuanto antes.


Es parte de la Reestructuración, es sólo una explicación a grosso modo.



Ante eso, tenemos el apoyo de la iglesia metódica de Wayne Arnold, una organización creada e inscrita ante el Ministerio de Justicia con el fin de obtener pingües beneficios tributarios y rendir tributo a diversos personajes geniales de Los Años Maravillosos que no sean Kevin Arnold. He aquí uno de ellos, el profeta principal en una imagen censurada en su transmisión en idioma original:





7 comentarios:

Alexis dijo...

La verdad no creo que la doctrina de Wayne Arnold pueda ayudarnos con el tema de la chamba y la fiesta de graduación. No creo que quieras tomar las papas que otro haya dejado. De todas maneras sigo sin creer que tengas la suerte de Kevin.

Hablamos!

Sheila dijo...

bueno de que eres un loco lo eres!!!!!! pero vamos a ver si yo tambien saco mi brevete

El Chico Nube dijo...

El fracaso también puede ser una orientación vocacional. Interesados leer: La tentación del fracaso de Julio Ramón Ribeyro.

El fracasado Chico Nube
http://elblogdelchiconube.blogspot.com/

Fiore dijo...

A mi me caia mal Wayne!

ja
bso

Raulín Raulón... dijo...

Alexis: Yo tampoco, pero igual con la doctrina cristiana, sirve para pasar mejor el rato.

¿Tomar las papas que otro no quiso? Nel, no soy plata de segunda mesa.

Sheila: Pensé que lo habías vuelto a intentar hace poco. En fin, muy buenos augurios para tí, aunque se ve recontra fácil.

Chico Nube: ¡Exacto! Más que el fracaso, el tedio de la profesión, la sensación de banalidad invencible. Eso, conjuntamente con las idas y venidas de C.

Ese diario es básico, yo creo que después de ese, el diario personal se convirtió en otro género.

Fiore: Wayne era divertídismo, la quinta esencia de lo guarro que se puede ser. Fácil a mí también me hubiera llegado de ser mi hermano.

FabuMona dijo...

1.-En verdad, NO quieres eso y tu lo sabes.
2.-¿Es cierto lo de la censura?
3.- ... no, no voy a seguir con lo mismo! ja ja
;?D

Maria Vanessa dijo...

Vamos de una vez a sacar brevete!
Antes que a mi me pongan una papeleta de esas que a mi papá si le va a dar derrame y yo no quiero eso =)