sábado, 30 de agosto de 2008

Razones para tener este blog

Aprovechando mis ya excesivas vacaciones, y después de leer el post de Frankie al respecto, me puse a pensar en las razones que me llevan a bloggear.





Son razones bien mezcladas con las que me hizo elegir el tema central del blog (que, según siento, se ha difuminado demasiado). Bueno, empecemos pues, de todos modos, los juicios contra mí mismo están a la vuelta de la esquina:





1) Porque desde que tengo 14 años me llegaba llevar un diario personal en ese añejo cuaderno Atlas gris, con piedras incaicas y al reverso una historieta con Alan explicando el derecho a la educación según la Constitución de 1979. Ese cuaderno es ahora pieza de museo.





Era imposible no mancharme los dedos, y en la entonces Pentium 2 encontre mayor placer presionando con mis dedos medios. Me gusta escribir, pero más teclear, se me hace imposible verme como un escritor de cuadernito y café, prefiero un steamer o vaporetto de fresa y una laptop.





2) Porque de alguna manera, siempre busqué hacer alguna especie de "obra" en base a mis experiencias sentimentales entremezcladas con mi forma de ver la vida. Sólo Woody Allen me gana en entretenimiento sentimental.





En Agosto del 2003 terminé y imprimí Páginas Carmesí, 112 páginas de basura que pretendía ser una crónica de mi trayectoria en la floresta (sic) con LMS, en homenaje al (mi) primer año de luto. Sé que un tonto tomó gustosamente ese compendio de babas (ni siquiera le cambió el nombre), y la diferencia es que él estudia Literatura, fácil se lo publican y hasta le dan esos premios adefesieros de las editoriales.





El resto de mis intentos aún quedaron en bosquejo o fueron eliminados de mi sistema. Poco antes del inicio de la reestructuración, me di cuenta que era necesario seguir un proceso sin aburrirme, poco después, abatido y agobiado por una larga y triste jornada en el Ministerio, descubrí una nueva obra de un viejo conocido: Renato Cisneros. Ese era el espaldarazo que necesitaba.





3) Porque es un buen ejercicio literario, no quita mucho tiempo y, quieras o no, eres leído por alguien. Eso es algo simplemente acumulativo para cualquier escribidor, lo verdaderamente sensible es descubrir que entre el público y uno hay algo de sintonía.





Al comienzo, pensaba que me encontraría con un montón de geeks temáticos que se enchufarían en una con nuestras historias de gente monse, pero no, ellos siguen felices en sus logs sobre videojuegos. Más mujeres que hombres han pasado y se han quedado con más de tres episodios.





4) Porque me fascina disparar al aire. Generalmente, no tengo con quien hablar de estas cosas "en serio", la mayoría de mis amigos (si puedo llamarlos así aún en este período) como que "no la captan", cada vez conozco menos gente mayor que yo (y eso me aterra, porque significa que yo también me estoy haciendo mayor) y bueno, hablar con mis viejos es como hablar con una pared llena de micrófonos.





En cambio, al disparar sin tentativa alguna, siempre cae algún pájaro.





5) Porque me encanta este medio, ¡vaya potencialidad que tiene! Por algo se llama "Multimedia". Recuerdo que cuando estaba escribiendo unos cuentos sobre la ciudad de Lima, estaba loco por incluir un CD y una foto por cada uno de ellos (tengo hasta ahora una buenaza del puente y la puerta falsa del Palacio de Gobierno desde el Jr. Trujillo), pero eso cuesta, harto, y algo más que dinero.





En cambio, en un post, puedo incluir un videíto, una canción, una foto, sin costo que trasladar al consumidor y encima, sin la cruz de tener que buscar el fonograma de alguna canción difícil para regrabarla. Esto es un milagro, y es por eso que en muchos posts, las canciones y/o vídeos son parte fundamental.





6) Porque no hay censura, ni de contenido, ni de calidad. Más precisamente: No tengo un condenado editor que me obligue a desenredar el spaghetti o me obligue a hacer menos complicado el texto. No, no, no, muerte a Alfaguara, a la mierda con PEISA, ni siquiera mi agente me molesta.





Escribo lo que quiero, como quiero y si no les gusta, piña, total, las ventas no descenderán.





7) Porque hay cada sorete de blog. Vamos, está bien que este sea un medio más que barato, pero no significa que tenga que malbaratearse.



En fin, si ellos pudieron, ¿por qué yo no?





8) Porque me encanta que la gente que me conoce años de años y ha sido testigo de mi histórico eclipsamiento en beneficio de otros (los que, por cierto, tienen blogs monses sobre política, relatos y otros), me escriba al mail ahora o me pasen la voz por el MSN para decirme: "Oe, cuñao, tu blog está de la puta madre", "Gordo, está bien tu huevada, mucho mejor que la de...", "Arturo, que paja eso de K", entre otras cosas.





En verdad, me encantaría que tuviesen la valentía de Fru-fru para comentar y no decírmelo casi con vergüenza, pero bueno, es su decisión.





9) Para saber quien(es) es(son) el(la)(los) primer(a)(os)(as) menso(a)(s)(as) que me diga(n):



a) Estabas hablando de mí, ¿no?

b) Ay, sorry, no sabía que tenías ese problema...

c) Todo va a pasar, vas a ver (dicho en el 2007, sobre algo que pasó en el 2003; claro que pasó, recojuda).

d) No te sientas mal (a veces no corresponde, ¿ven?)

e) Puta, que miedo...

f) Oye, perdóname, no sabía que te había pasado eso... (agradece que el perdón no engorda).

g) ¿Eso pasó?

h) Oh-por-dios. (con voz de Oh-por-Dio-sa)



Hay cosas que sólo se entienden por escrito. Es por eso que muchos amantes son tan adeptos a las cartas, mensajes de texto o mails.





10) Decir que es "por catarsis" es más trillado que tener un blog. Digamos lo cierto y justo: Por reacción. Porque es una forma mía de reaccionar y defenderme (ineficazmente, por cierto, pero pronunciamiento al fin) ante cosas que sucedieron y que, casi casi, no tiene solución, mejor que no la tengan.





Es decir, más que "catarsis", es un blog de venganza, por decirlo de algún modo. Y en verdad, si es que empeora una situación que últimamente me acontece, utilizaré este blog para dicho fin. Por lo demás, respondo por este medio a las preguntas que en su momento no supe responder(me), o a las acusaciones de las que no supe defenderme.



En fin, son diez entre unas cuantas razones que tuve para iniciar esta aventurilla serial, y mantenerla en su segunda temporada.

5 comentarios:

Frankie dijo...

jaja qué buena la razón número ocho. No les contestes por MSN hasta que te comenten pues.

Alexis dijo...

Maestro yo me metí en esto por muchas razones de las que has señalado. Y la verdad, aun no termino de satisfacer esa maldita necesidad de hablar. En fin...

Octavio M dijo...

Mis motivos/porqués para bloguear ya los conoces.
Sobre escribir, a mano tiene un encanto propio, aún lo hago, pero muy poco; las más de las veces, alguna canción.

Raulín Raulón... dijo...

Frankie: Generalmente, no hablo con la gran mayoría de mis contactos por MSN. Y esos tíos, pues, son algo aburriditos.

Alexis: Este es sólo un medio, los medios no bastan por sí solos. ¿Sabes? Es algo difícil que se conviertan en un fin, por eso no satisfacen ciertas necesidades.

Octavio: Sí, tiene su encanto eso de la tinta, los cuadernos, las manos embarradas.

giancarlo dijo...

Oye, Pirulo, ¿estabas hablando de mí? Pucha que no sabía que te pasaban tantas cosas.

Pero no te preocupes, que todo va a salir mejor.

Un abrazito, "xD"