miércoles, 6 de agosto de 2008

Derbi Nestlé






Lo de la imagen es mi antidepresivo-antidesesperante casero: Leche condensada Nestlé (la clásica, Gloria jamás podría superarla). Esto de las "vacaciones" se me fue de las manos. Mi estabilidad vivencial está comenzando a debilitarse, y por varios frentes.



Ya pasó el lapso, ya gané mi apuesta y ya que ahora hay "libre COMERcio", será mejor ir a comprar profilacticos (que cruz, por dios, ¡vivan las infértiles sanas!) a la farmacia más lejana, por la Av. Cuba.



¿Por qué no a la de la Av. Brasil? Porque cometí un grave error: Confesé mi intención de gesta casta cuando fui a comprar máquinas de afeitar, a las dos dependientes. Sus expresiones cambiaron, comenzaron a mirar a los ojos, dejaron de sonreir cabizbajas como cuando preguntaba en voz alta acerca del multicolor mundo Durex, una cordialidad ordinaria había vuelto a su atención (nunca les restringí confianza, al contrario, siempre fui tendiente a chonguear con las tías).



Comí el último bocado de leche, la guardé en la refri y tomé en camino. Y así cubrir el fracaso parcial en una empresa con una caminata insulsa y pensamientos superficiales.



El alza del petróleo ahora sí golpea directamente a mi bolsillo: Los jebes subieron. ¿Tenía ganas? No, pero es preferible tener un Condorito y no necesitarlo, que necesitarlo y no tenerlo. Mi jefe una vez me dijo: "Un abogado siempre tiene que tener a mano sus tres CO: Código Civil, Código Penal y Condón". Vaya, hombre, que profundo...



Llegué a la farmacia y en ese momento creo que me arrepentí: Estaba ahí Ruri, mi antagonista, aquel hombre que gana puntos con mis tragedias, así como yo gano con las suyas, mi rival a morir en el Atari, Nintendo, Maxplay, Super Nintendo y paramos de contar. Parecía que tenía la misma inquietud comercial que yo.



Ruri: Habla salamandro gordo, ¿qué haces tú por aquí? ¿Buscando novia también?



RR: Lo mismo que tú, cottorrón. ¿O tus padres también te compran los ponchos?



Ruri: ¿Ves gordo? Ya sacas la guadaña...



RR: Tú comenzaste, cottorrín último puesto. Parece que no me perdonas haberte ganado el último derby.





Tenía algo de razón, ninguno de los dos perdona al otro haberlo superado en fútbol de Super Nintendo, menos con un gol sobre el final, mucho menos cuando poco antes se iba ganando 1-0. Sólo se le perdona derrotándolo en el siguiente encuentro, mientras el vendedor se ríe. Se nota que es un tipo dicharachero, confianzudo, no nos conoce ni a Ruri ni a mí, pero se ríe con nosotros o de nosotros como un pata más. De hecho, podía ser, todos los de nuestra promo de coles fuimos más de una vez a comprar dicho elemento a esa farmacia.



Ruri: Sí, gordo, compra antes de que sigas manchando tu chompa...



Eso sí había sido un golpe franco: Parte de mi leche condensada había caído sobre mi polerón. Nada que hacer, este tete á tete lo ganaba Ruri, confirmado por la risotada del farmaceútico mientras recibía mis monedas (Nota: Quien no tiene dinero, generalmente paga con monedas). Caballero, después de todo somos amigos, rivales, no enemigos.



Ruri: Gordo, ya dejaste entonces tu carrerita de no KAS.

RR: Así es, y te recomiendo comenzar una para que te descubras a tí mismo.

Ruri: Nica, fácil me vuelvo huevón, el semen se me sube al cerebro...

RR: Ya eres huevón, ¿qué más podría faltar?

Ruri: No, mucha huevada...

RR: Por eso eres y serás el equipo chico de este pueblo toda la vida.

Ruri: Pero gordo, ¿qué has ganado? Tú sabes, somos hombres, lo nuestro son los resultados, eso de amar el tiempo de los intentos déjaselo al huevón de Pablo Milanés...

RR: El que canta esa canción es Silvio...

Ruri: Quien fuere, comunistas asquerosos ambos. Bueno, eso, ¿qué has conseguido?

RR: Pensar en otras cosas...

Ruri: ¿Cómo qué? Parece que te estuvieras castigando, que raro que empiezas justo cuando dejas tu chamba...

RR: Maldita sea, Ruri, he conseguido el respeto de muchas mujeres.



Pensé en las diversas reacciones de muchas mujeres que yo conocía, incluyendo la muy elocuente de las de la farmacia de por mi casa, tenía algo de sustento. En ese momento, Ruri me tomó del hombro y me miró a los ojos con una ternura inusitada para con un amigo, y luego se cagó de risa.



RR: Es serio, Ruri. Generalmente no nos respetan. Ella tampoco te respetó mucho que digamos y mira, terminó contigo...

Ruri: Pero ya, gordo, no me metas guadaña...

RR: Es cierto, eres su máquina de follar, hasta que un día se hartó de tirar contigo y no salir, y se fue. Ahora está con un pata que sí debe pegarle como un hombre, por eso te dije que le metas un lapo de vez en cuando...

Ruri: ¿Ves cómo te picas, salamandro?

RR: Es cierto, como todas tu ex, ella tenía problemas familiares hartos, y sólo respetaba a quien la quiñara y bueno pues, tú, tú...

Ruri: ¿Yo qué? Habla...

RR: Pues, eres un muerto de hambre deportiva.



Nos quedamos callados un momento. En realidad, ambos nos habíamos puesto unos machetazos de aquellos y era mejor darle un descanso. Bueno, son cosas de derbies, mejor respirar, contar hasta diez y...



RR: Ruri, habla, ¿un Top Gear?

Ruri: Ojalá no comiencen a admirarte, gordo. Subamos.

RR: Tienes razón, me llega al pincho que la mujer que quiero, me admire.

9 comentarios:

Frankie dijo...

Gloria tiene leche condensada??

Ese Italia - Brasil me hizo recordar mis escapadas la súper al frente de mi cole!!

Me metía unos golazos de chalaca jaja

Elmo Nofeo dijo...

El condón es para que no la cag***,
el código civil para cuando la has c*****,
y el código penal cuando la has c***** con una chibola.

El cuento del Néstle es más viejo que andar a pie.

merlina dijo...

Que coincidencia, estos días estaba comiendo fresa con leche condensada, otro antidepresivo efectivo es la torta de chocolate; solo una cosa mas: porque la gente es tan masoquista!!!!

Raulín Raulón... dijo...

Frankie: Felizmente, el grupo Gloria le dejó ese segmento a Nestlé, para que no lloren.

Felizmente, no me dijiste que te llevabas al arquero. Eso era trilladazo...

Elmo: JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!

Chibola u-14, no olvidar.

Merlina: Creo que es la naturaleza humana.

El sólo hecho de alimentarnos de oxígeno, nos hace todos los vivientes, masoquistas.

David C. dijo...

y si compras los profilacticos asi temprano en un supermercado?

P dijo...

uy, leche condensada! uno de los placeres que pocos se pueden dar (creo que mañana mismo compro una pequeña lata)

Alexis dijo...

Habla maestro cuando un Fútbol Superexcitante? Horrible oye!!!

Raulín Raulón... dijo...

David: No sabía que vendían en supermercados. Compro las cosas para comer ahí, no los cubiertos ni el individual.

Pensaba optar por grifo, pero ya compre, tampoco tengo carro y para cuando tengo tal pero tal buena suerte o ella está muy ebria, no tengo sencillo. Por eso, más vale tener...

Paula Patricia: Es delicioso, es un pecado santificado por el placer con el que gratifica, ¿verdad?

Alexis: Cuando usted guste y mande, maestro. Eso sí, juguemos con la versión en la que se puede editar uniforme, yo juego con Italia en UNIFORME ROJO.

Maria Vanessa dijo...

Mismos chiquitos, salvo que super mas alturado =)

Segurisimo que era leche condensada??