lunes, 11 de febrero de 2008

El paso hacia el cadalzo del 14-Feb (Foquin Silvio Rodríguez)




Silvio Rodríguez - Sólo el amor




No hice demasiada narración sobre Fio estos días porque como saben y como afirma también el buen José Feliciano, me paso la vida pensando. Hay cosas que no se debieron mezclar.




Fio nos anticipó, señores. El viernes agarró sus efectos personales y se despidió de la oficina, algo de lo cual yo me había enterado después de una exhaustiva lectura de un expediente en mi queridísimo INDECOPI (lugar que ahora visito COMO ADMINISTRADO, a diferencia de lo que siempre he deseado). Y como esos golpes fatales, al principio no lo sentí como algo malo, sólo hasta que me dijo algo intrincado, difícil de interpretar por el momento (casi al final de la pequeña despedida en la oficina, con los chicos de diseño que comparten nuestro piso): "Mira ah, me voy triste porque no me invitaste a bailar". La frase se me quedó en el cerebro, haciendo bailar a mis hormonas con mis neuronas, tanto que sucedió lo siguiente, casi al llegar a mi casa:




RR (Con la cabeza hecha un pogo entre los elementos ya mencionados, fuera de este mundo): Baja en la diez...
Cobrador: PARADERO???????
RR: Me voy triste porque no me invitaste a bailar.
CObrador (Con cara de "¿Qué le pasa a este huevón?"): ¿¿¿¿¿?????
RR: Ehhhh, eeehhhh, sí, sí, paradero...




Mi estado zombie en verdad se originó con el mail de J, quien volvió a pasar por esta calle.



Esperé mucho para volver a hablarle, pensé en buscarla pero las heridas de anteriores personas me indicaron que no era bueno, y que de todos modos nunca había puesto a prueba a J en dichas situaciones. Descubrí que me emociona ella, me emociona tenerla cerca, pero que esa sensación no sé en que estado encajarla, no sé si en la de un buen amigo o en la de un hombre enamorado, por dios con las mujeres que realmente valen como vale ella hasta el día de hoy en que escribo estas líneas.




Volveré a esperar mucho para hablar de nuevo con ella. He respondido casi inmediatamente, pero eso no significa que sea como un delivery de pizza, que estaré siempre ahí en menos de media hora. Eso prentendí hacer, sin saber que aletargaría mi respuesta en otros campos.




Pasé dicho expediente a analista***, que el mes y la chamba me ayuden, que dios me perdone y Fio también, pero creo que siguen tratando con un hombre convalesciente. Y es que aún no puedo pisar el acelerador y creo que ya no podré con mi colega y ahora ex compañera de oficina, salvo que esté disponible estos días en los que J se va de viaje y en los que estaré en ascuas por muchas cosas (entre ellas, unas cosas de la chamba y el mismo viaje de J, joder, ¿por qué debería confiar en ella? ¿Por qué no hacerlo?).



Silvio Rodríguez pendejo, como que Rodríguez es mi segundo apellido. Caray, ¿por qué sus canciones tienen mejor efecto con los más poseros?



Fio, Fio. Silvio de mierda, tienes razón, puede que sea mejor que no la emprenda, que sea en vano. No estamos hablando de un clavo cualquier y con el aplauso que merece una mujer como Fio (hasta ahora), representa un humilde chinche con el que pretendo sacar un cincel en forma de J. ¿Por qué mi carro sólo funciona con gasolina con Amor GLP? Nada económico, mejor es el gas natural caray.



Mejor que pase el tiempo en mi refugio nuclear llamado oficina. Es hora de efectuar todas las provisiones para ese día de mierda y terminar este escrito, llegando a mi casa compraré mis rábanos para el collar.












***Pasar expediente a analista: Osea, postergarlo, procrastinar, hacerlo más racional. Es lo que hacen en cierta entidad administrativa con ciertas cosas medio difíciles como ciertas marcas o casos de infracción a la Libre Competencia: Dárselo a un economista para que saque probabilidades y promedios.


3 comentarios:

Marilia dijo...

Je pero si esa es na señal clarísima, qué esperas para invitarla a salir?? hummfff!!

Nicole Mitidieri dijo...

No te fíes de que "un clavo saca otro clavo". Siendo imposible olvidar a J, deberías emprender alguna actividad que ocupe tu mente y te distraiga de su recuerdo, pero jamás acudas a otra para olvidar. Es lo peor.

En el tiempo que estés solo avócate a desarrollar lo mejor de ti, para que la próxima vez que te enamores ofrezcas un Raulín Raulón con mejores expectativas y perfeccionados dones.

Raulín Raulón... dijo...

Marilia: Esos son mis problemas de definición frente al arco. A mi lado, el "Cóndor" Mendoza es un goleador de clase mundial.

No se me hace tan fácil de todas maneras, mis pies todavía están pegados a ciertas tierras y sin embargo, ha algo que pide un exorcismo.

Nicki: Eso del clavo lo he intentado ciertas veces, lastimosamente no se trata de dos clavos idénticos, así como pasa ahora. Mi cerebro es un poco hiperactivo...

En eso estoy, mi oficina, my life, my dreams, nothing's gotta stop me now!! (no sé de que programa era ese theme, en fin). Al menos, sé como evitar estreses.

Te debo cinco días de visita.