viernes, 1 de febrero de 2008

Ir mintiendo

Cuando volví a la oficina, sólo encontré a Fio xon un gran file y su informe entre manos. Nos slaudamos, yo aún estaba con los audífonos en el oído y en respuesta a ese silencio profesional que había entre los dos, me puse a corear:





"SATURDAY NIGHT ES UNA MIERDA DE CANCIÓN, PARA IDIOTAS"





No pudo evitar solatar una carcajada que no hizo más que confundirme en vez de exaltarme. Fue entonces cuando comencé lo que puede ser una posible mentira.





- Después de la chamba puede ser, ¿no?

- Si es que no tienes que venir en terno.

- Si pudiera, no lo haría...





Como le respondí a La Frau, no estoy listo. Sólo yo estoy seguro de que no estoy listo, de que me parece tonto que demoré tanto en recuperarme de algo que en realidad nunca terminó de suceder, como lo que sucedió con J el año pasado.





Por ser necesario, puede ser más fácil recuperarse de algo que hizo más daño que bien, ¿pero cómo con alguien que me hizo bien, mucho más bien que otras cosas? Y es que no sé si era un curso anual de amor y crecimiento, o si sea cierto que necesito a J cerca (finalmente, ni ella ni yo decidimos aún alejarnos radicalmente el uno del otro), no sé, no sé, el verano trajo a mi cabeza este siroco.





Así soy, tal vez porque he guardado muchas cosas buenas de ella y "lo nuestro" (en cierto grado algo existió) y puede que todavía no tenga claro algo que me dijo alguien cuando cumplí 21 años: No importa si son cosas buenas o malas, lo negativo siempre es guardar lo que fuere en lugar de aligerar tu carga. Esa persona tiene razón por muchas cosas, pero yo aún no quiero admitir sus argumentos en mi vida, no hasta que esté seguro de que ya no será necesaria J o de que no regresará.





Por el momento, mentiré universalmente en las tardes, en la oficina, a Fio, a mí. Mientras esté sólo, trataré de pasar el menjunge de verdades que aún desconozco o que aún no admito; mientras mi vida continúe y haga calor, tal vez un presente borre el pasado reciente.




Eso se llama supervivencia, pequeños.

7 comentarios:

dayscomments dijo...

recien me doy tiempo de revisar y me alegro que estes de vuelta :) Ya extrañaba leer tus cosas jeje
Un besote!

Karina R. Rowe dijo...

Holas:
Hace tiempo que no nos cruzamos por la u.
Este es mi msn: k_aari@hotmail.com
agrégame, para conversar de tonterías, o de tu blog o el mío.
http://miuniversotuuniverso.blogspot.com/

Raulín Raulón... dijo...

Día a días:

Así es, volvimos entre gallos y medianoche, así comenzó la segunda temporada. Bienvenida seas, hace semanas que no reviso varios blogs.

Karina!:

El tuyo también casi se me va; no paro ya por el campus, demasiada chamba y no hay cursos de verano. Pues normal, bienvenida al MSN, aunque debo confesar que soy bastante aburrido...

Marilia dijo...

Uhhh si, más duele cuando no sabe si de evras paso algo o no.

Raulín Raulón... dijo...

Marilia:

Es increíble como el corazón puede anular al cerebro.

¿qué pasó? ¿Cuándo? ¿Cómo? No quisiera resolver preguntas que terminarían inculpándome.

NO SE PIERDAN LAS CRÓNICAS SOBRE FEBRERO, van a estar trágicas!!!!

El Frankie dijo...

Entonces el siguiente post será 'VivIr mintiendo' no?
pd. Saturday Night es la de los Bee Gees??

Raulín Raulón... dijo...

Frankie:

Déjame procesar las cosas, déjame ir despacio.

La canción es de una chica inglesa apodada Whigfield, se puso de recontra moda en 1994 y sigue de moda, según me dijeron por joda, en la discoteca Cerebro.