miércoles, 15 de octubre de 2008

Respuestas tontas

¿Por qué reaccionas así ante el rechazo? ¿Por qué no dejarlo atrás y ya?





Porque creo que nadie, en la práctica, está preparado para tomar deportivamente un NO. Porque eso cuesta bastante, y el monto generalmente es irrecuperable. Supongo que una persona de verdad interesada, y no alguien que, tentativamente, intenta y entra para ver como crecen las cosas muy especulativamente, tiene deseos, tiene uno que otro sueño, esperanza, sentimientos ya cimentados. ¿Qué hacer con eso? ¿Cómo bajó de 120 a 70 latidos, sin frenar en seco ni herir mi organismo?





No es una reacción infantil, no creas. Es difícil también el hecho de lidiar con desperdicios, más todavía si multiplicas ese procedimiento, digamos, oh casualidad, por 10, o por 13, para que suene más verídico y coincidente. ¿Qué hacer con esa cantidad de desperdicios, de cosas tan valiosas forzadas a no servir a nada? ¿Unas cuantas islas, para poner frente al Callao un hermoso y muy notorio archipiélago?





¿Por qué rechazas los intentos de ayuda o ánimo?





Porque soy un hombre de hechos reales, no me hables de esperanzas vagas porque persigo realidad. Porque quien generalmente me ofrece buenamente algo de ayuda, aliento, palabras, es porque no puede o no quiere ofrecer más. Porque lo que necesito es oscuro o insondable, o las dos cosas al mismo tiempo.





¿Qué es lo peor que puede hacer alguien en un terremoto? Orar a viva voz, invocando a algo incierto y a algo cierto a la vez: La incertidumbre perturbadora. Por ahí va la cosa. Y por si no lo sabes, estás en el Cinturón de Fuego del Pacífico.





¿Y por qué ahora mostrar o intentar mostrar tanta y tan cortante indiferencia?





Porque no me hiciste nada, por algo llamado indiferencia. Porque no hacerme absolutamente nada en verdad me dolió más que cualquier daño que me hubieses hecho que al menos hubiera intentado perdonar, en nombre de cualquier cosa que pudiera sentir por tí.





¿Cómo se perdona la indiferencia? ¿Cómo se intenta olvidar "nada"? Y creo que mi parte terminará con una pregunta aún más importante: ¿Cómo correspondo a nada, al vacío?







Es el cuestionario más estúpido que he tipeado en mi vida. Todas las respuestas son preguntas en realidad, preguntas sin respuestas satisfactorias.

9 comentarios:

NTQVCA dijo...

¿Como responder ante la indiferencia?.
Yo normalemnte con un ataque de locura. Ya en serio, para mi es mejor el odio, antes de que me castiguen con la terrible indiferencia.

Lara Holmes dijo...

Parece fácil, pero es difícil...pero sip, comparto la idea del comentario anterior, es mejor odiar, odiar y ODIAR!!!...Me ha pasado, lo he superado :-)
Verás q con el tiempo te reirás de esto...xq en la vida todo pasa... :-)

Maria Vanessa dijo...

Indiferencia, nada, vacio... son palabras que a veces no me gustan dentro del diccionario, pero son necesarias.

Me gusto queridisimo =) Y bueno, yo se que tienes las respuestas para cada una de esas preguntas inconclusas!

Besos!

M. Isabel dijo...

Esa es una buena pregunta...

Raulín Raulón... dijo...

Mexican: Eso del ataque de locura suena muy pero muy atractivo, más que el odio, inclusive.

Lara: Sí, me rio de esas cosas, este es un completo inactual. Creo que todo tiene su sabor sólo cuando está fresco.

MaiaVane: Sí, las tengo claritas, mujer. El problema es que a veces me dia miedo levantar la mano y responder.

M. Isabel: ¿Y cuál es tu respuesta?

CállateTú dijo...

Ante la indiferencia yo soy más indiferente todavía.

Todos lo notan y se siente re feo

jose carlos dijo...

sñi de hecho si me son indiferentes prefiero serlo más y hacer gala d la acidez que a veces dicn tengo y tratar de hacer sentir mal...egosimo..infantilismo..estupidez..acierto? quizás todo sea cierto

Elmo Nofeo dijo...

Como ejercicio de introspección esta bien.

Saludos.

Alexis dijo...

Oiga Raulin, me puedes explicar porque diantres este post se me hace tan familiar?