miércoles, 5 de septiembre de 2007

Laboral Especial con Limón: Jornada 1/13


Es un curso realmente divertido, no lo puedo negar. A pesar de lo exigente y a veces latoso que puede ser el profesor, es uno de esos tíos a quienes no hay que defraudar, por más de que la especialidad no importe demasiado.



Creo que está demás repetir el segundo hecho trascendental de este curso, pero para aquellos desactualizados que se alejaron de este (pobre pero honrado, feo pero fiel, aburrido pero buena gente) blog, les recordaré que Limón, en un movimiento tardío y ya inservible, se matriculó en mi salón, justo cuando sólo se le necesitaba para echar ceniza sobre tierra en peligro. Para que la tengan clara, tengo las imágenes de la matricula:





En fin, esta jornada de tres horas, comenzó con nosotros a las 7:30, cuando hablo de "nosotros" me refiero a mis amigos Lucas y Omar estudiando conmigo la lectura que ya había sido designada para esa clase. Por una cuestión excepcional de seguridad, decidimos sentarnos adelante, cerca de las puertas, ante la amenaza de cualquier remezón de repeticuá que nos tuviera fuera del salón a los tres segundos. Por mí, por una cuestión de estrategia.




Si hay algo que no soporta un hombre respecto de ciertas mujeres es la falta de atención. Peco de ególatra, lo admito, y no tengo atenuante puesto que el interés que despierta ahora Limón sobre mí es nada en comparación al año pasado (no más tartamudez, no más hiperpalpitaciones ni hinchazones, sí gastritis porque de esa ahora me la provoca otra mujer). Aún así, mi presencia tiene que ser poderosa, ineludible, yo sé que podía y puedo provocar esos efectos (OPTIMISMO E.WONG!!!!!), pero realmente quiero asegurarme y por eso prefiero estar adelante, en un costado del salón, que indefectiblemente reconozca mi cabeza y mi voz, pues en este curso se acumulan puntos por asistencia y participación oral en clase. Es muy cruel y suena a terrible escupitajo al cielo, pero no mentiré: Necesito un colchón de atención, y que mejor que la redonda y blanda humanidad de Limón para cumplir ese rol. Pero esa es sólo una parte del plan.





La otra parte, cuya ventaja deriva de estar adelante, es impedir que yo la mire a ella. Esto por dos motivos: Porque no quiero tentarme nuevamente a pesar de estar en mi derecho y, principalmente, no hay que darle nadita de atención para que ella ponga más y más atención, se comience a preguntar que mierda le sucede a ese gordo ganso que hace menos de 12 meses babeaba y se deslizaba en esas salivas hacia ella mismo Silver Surfer y sus conjeturas la lleven a una inestabilidad cuyo placebo sólo consistirá en un apelativo: Raulín Raulón.





Como todo, esto también trae más de un problema. Estos partidos necesariamente los jugaré de visita, y no porque mi hinchada sea inferior en latidos o número, sino porque es una clase donde la gran mayoría es de la promo de ella y bueno, como conté, la historia de Limón terminó casi con gresca y en circinstancias por demás controvertidas, lo que me hizo ganar más de un enemigo y los deseos de pasar desapercibido absolutamente por el mundo de algunas personas. Muchos de estos chiquitines no tienen un buen concepto de mí, muchos me odian por haberme "querido levantar a la niña de sus ojos" y otros (otras, en realidad) por oponerme a cierto príncipe celeste, azulino, azul eléctrico, que en realidad no existía pero de seguro, en sus cerebritos, era lo totalmente opuesto a mí. En fin, problema suyo, pero prefiero evitar cizañas.





Es cosa de prestar atención sólo a la clase, sólo a los temas, sólo a la norma y a la jurisprudencia. No hay como un profesor con dominio de escena y de temas para cumplir ese cometido. El resto sólo dependía de la debilidad de carácter de Limón, algo que nunca quise manipular a diferencia de lo que pensaban muchos, pero con lo que ahora me veo en la oportunidad de experimentar un poquito, sin tener que recurrir a procedimientos truculentos.





Me acabo de encontrar con una compañera de promoción a quien no frecuento mucho, nos quedamos hablando un rato acerca del intervalo en el que no nos cruzamos casi nunca y detrás de ella, una mirada de más de dos segundos que yo no sé cuanto tiempo estuvo sosteniendo antes de que me diese cuenta, ni cuanto dándole la espalda. A esta edad, sé cuando soy el punto y cuando no, no tengo espacio para dudas, pero sí para las que se refieren al porqué de algunas cosas, aunque de esas prefiero tomar unas cuantas después.




J no está en casa, en realidad aún no vive aquí. Aún así, quiero seguir con cierto experimentos que ocultan el deseo íntimo y condenado al secreto: Ser amigo de alguien. ¿Nunca desearon eso? Yo sí, puedo jurar que es sólo eso, desde hace varios meses, por el tipo de persona que es y puede ser ella, y por quien soy yo ahora.



PD 1: La ciudadana de Springfield no es Limón, ni de vainas (ya quisiera la pobre limoncita). Es Hikaru (C. Giuliana), supuestamente con un polo de la selección inglesa de fútbol, aunque para Matt Groening sólo existan México y Portugal, y supuestamente parecida a Zelma Beauvoir. Promesa cumplida, experimento realizado.

6 comentarios:

Yani dijo...

cuál es el sindrome de la hoja bond??

salu2

Raulín Raulón... dijo...

El clásico síndrome de la hoja bond en sencillo y simple se da cuando ves impreso algo que has tecleado con mucha pasión y placer, y simplemente te decepciona su versión en tinta plasmada en pulpa refinada, no te gusta, te parece en realidad una reverenda cagada por alguna extraña razón ya no despierta ni una poca del entusiasmo en su versión pantalla.

En realidad, es una anorgasmia insufrible, de esas que te dejan pensando en que hubiera sido mejor permanecer en autoabastecimiento, sin tener que salir.

Yani dijo...

ufff si no lo voy a conocer, cada vez que veo lo que escribo en papel tengo esos sIntomas y mAs :S

+ salu2

C. giuliana dijo...

Si ese es el síndrome de lahoja bond, es muy frecuente jaja.

Ah! muchas gracias jajaja voy a ponerlo e mi blog asl próximo post, se agradece la mano de cirujano en los atributos jajajajaja

malchick dijo...

mmm cómo hiciste a la springfilder???

D€m€nT¡∂ dijo...

ashu male hace tiempazo que no entraba... me alegra poder volver a leerte con tiempo... me pregunto quien sera limon?
a mi me decian limon tambien, pero por joder y solo mi hermano...
mi nombre es yvone, tons rimaba yvone limon jajaja mmm se llamara limon la susodicha? :P
saludos