miércoles, 18 de julio de 2007

Separados




Bueno, no les mencioné nada en los últimos post por diversas razones, pero ya es hora de enfrentar el problema en este blog.

HACE MÁS DE TRES SEMANAS QUE NO VEO A J, sí, tal como lo leen. ¿A qué me dediqué en esas semanas? Diversas cosas tales como exámenes finales, chamba, desintoxicación, conocer involuntariamente a otras personas (qué bien, anticipando los errores ahora, el colmo), entre otros asuntos que es un poco vano ennumerar. Bueno, la verdad no es ningún pecado, considerando el cambio de chamba y toda la carga de estas semanas, con el frío de mierda y un resfrío que no me suelta y amenaza convertirse en una gripe mal curada, ¿no creen?

En anteriores travesías en el boscoso territorio del amor, las relaciones de pareja y todo su neurótica parafernalia, he aprendido dos cosas valiosísimas: 1) NO ATOSIGAR y 2) Mantener la vida personal, laboral, social y amical intacta, como si nada nuevo pasara. Sin embargo, como todo placebo que pasa por mi vida, creo que me excedo casi siempre, vivo en las periferias pero jamás en una cómoda metrópoli céntrica. Esta vez, no la atosigue tanto, que dejé de llamarla o comunicarme por CINCO días, manteniendo mi vida personal, labo... en su aburrida estabilidad, muy tranquilo, todo hasta qué...

Primera semana:

Que se manifieste, ese es mi manifiesto de esta semana. A veces me cansa que sea yo el que tenga que correr con todo el gasto como en otras ocasiones, generalmente por las huevas; ahora las cosas son diferentes porque ya no tengo tanto para el gasto y, mientras pueda, me convertiré en el rey del ahorro amatorio: No me desviviré, ni me interesaré tanto, no me interesa el paquete económico de sólo amistad con J, por lo menos hasta el momento.

Puede que sea injusto con ella, tengo la sensación de que lo que aplico ahora con ella debí hacerlo sólo con otras mujeres, pero lastimosamente no puedo ser justo con quien (parece que) quiero. Sigo siendo injusto y todavía no quiero admitirlo, porque hay cosas que no son renovables, tanto ir el cántaro al agua termina por romperse y algo así me pasa: Mis últimas experiencias, incluyendo a LMS, fueron de final realmente de olvidar por decir lo menos, con un gran déficit de tiempo, energía y, porque no decirlo, sentimientos, que al menos en mí no son renovables ni almacenables. Junio iba a ser un mes bien duro para ambos, lo sabíamos, pero igual cada quien necesitaba hacer su propio esfuerzo.

Felizmente tengo un feriado largo, ideal para estudiar y así comenzar a rehacer mi vida académico laboral. Antes de eso, un merecido relajo en compañía de un estimadísimo profesor y algunos alumnos como despedida del curso, unas cuantas chelas y todo para socializar y hablar, por primera vez, con mucha gente del curso (Libre Competencia y Propiedad Intelectual, lo máximo). Al regresar a mi casa, le di una tercera revisada de las maniáticas que le doy a mi mail personal: J se iba de viaje a Cajamarca en el feriado largo, justo cuando...

Noche de sábado 30-Jun:

¡PUTA MADRE! Alguien alguna vez me puso el mote de "Celoso sin enamorada", gracioso, pero nunca tanto como otro similar que le pusieron a un pata mío conocido por su personalidad mascort (creo que el significado de esta palabra muchos de ustedes ya lo saben), tenía la condenada razón.

No sé a cuantos kilómetros de Lima está Cajamarca, pero no importa... ¿con quién habra ido? ¿Qué estará haciendo? ¿Habrá conocido a alguien? Las preguntas de siempre que tendría que responder de una en una.

¿Con quién? Puras chicas, lo que me tranquiliza sólo parcialmente. Y me tranquiliza más el hecho de que todas ellas trabajen en una trganización de tendencia feminista (osea, son más exigentes que la puta madre y no se enrolan con cualquier huevas) y una de ellas tenga enamorado, alivio sólo parcial. ¿Y qué tal si son medio alcahueteras, de arrimarle gente y todo eso? Pues la verdad, no las conozco, no podría afirmar eso, teniendo en cuenta incluso que generalmente no me da esa sensación, pues no es el mismo grupo de amigas semi adolescentes PUCP para las cuales yo terminaba siendo el lobo carretón***, no, no, no, por lo menos siento que ya trato con mujeres hechas y derechas, con una chamba seria y todo y sin cojudeces en la cabeza. ¿Estarán haciéndome contracampaña? Lo dudo, puede que conozcan muy poco de mi existencia, aparte de que ninguna de ellas (las tengo vistas, el jai faif es una fuente valiosísima de información) conoce a algún conocido mío de lengua maliciosa o peligrosa (osea, aquel huevón que gusta de rajar de otros sólo para cagarle el plan).

Divaguemos en Lima, mientras J no está ¿J, qué estás haciendo? NO SÉEEEEEEEEEEEEEEEE... supongo que comiendo queso y tomando leche en Porcón, La colpa o lo que queda de Ideal. ¿Y si conoció a alguien ahí, algún biólogo, zoólogo o veterinario? Generalmente los abogados (en cualquier estado de evolucion jurídica) la tenemos difícil, pues podemos ser lo más interesantes y graciosos que se pueda en este mundo, pero siempre habrá alguien que pensará que somos malos tíos en cualquier ámbito, fuera de que con el tiempo, la mecha se nos apaga más rápido. Puta, creo que ya estoy comenzando a pensar huevadas...

Segunda semana:

Casi terminando finales. A diferencia de otros años en los que cumplía años sin campeonar en circunstancias parecidas, he salido aceptablemente en muchos cursos, entre ellos Tributaria, debo confesar que el curso me agrada mucho y el profesor me parece un tipazo (para comenzar es doctor de verdad, por la Universidad de Sevilla y no guarda esos cochinos vicios de los abogados de mi casa de estudios, es de la de Lima), puede sonar gay, pero pensar mucho en él, en no defraudar al gordo y en ese curso como que no me dio tiempo para J.

Bueno, volvamos a la heterosexualidad y ahora sí, atosiguemos a J. No sé porque demonios siento que cualquier acercamiento que yo intente con cualquier persona ya esté en ese grado, pero realmente me importa lo que piense ella. Maldito celular suyo que no contesta, maldito blue parrot que se asienta en mi hombre y me dice al oído "oooh... oooohhh... se está frotando contra el pata que conoció hace poco, mientras estabas estudiando, oooohh...". Condenada cotorra de mierda, cuando vengas de nuevo a mi domo te voy a sacar la entreputa, desde el año pasado que no te gano. De todos modos, no creí que J estuviese con alguien en su hora de trabajo, al mediodía, salvo que el condenado animal volador ese se refiera a la hora de almuerzo. Qué patan ese tío...

Al fin vibra mi celular, día jueves: ES UN MENSAJE DE ELLA!!!!! J dice que no contestaba porque estaba en trabajo de campo por Lurín todos estos días (creíble, al menos es una excusa menos trillada y más coherente que la falta de saldo) y eso la dejaba exhausta. Bueno, era cosa de respirar hondo y no teclear por teclear, ni hacerlo instintivamente, así que me tomé tres o cuatro horas, de todos modos tampoco quiero dar la imagen de desesperado que contesta al toque porque esta pegado al celular, luego cinco o seis, luego siete u ocho, luego un día... NO TENÍA SALDO!!!! Condenado saldo que justo se me iba el viernes, el último día de exámenes. Obviamente, sólo respondí con saldo prestado...

En realidad, se me había ido una oportunidad muy chévere de salir con ella al terminar mis exámenes, sé que era un interés muy individual eso de acabar un buen ciclo de esa manera, pero aún así tenía cosas que hacer y yo también. Esta vez no era mi culpa, ni de ella, simplemente parecía que la suerte estaba comenzando a abandonarme...

Tercera semana (hasta hoy):

Mail, sí señor! Al cual si estoy pegado como un maniático porque, entre otras cosas, en algunos lugares y algunos días no hay nada que hacer, sobretodo los viernes. Ella conoce nuestro calendario personal y eligió el Jueves Mágico (no jodan), YES! Tal vez fue por la godforseiquen condenada Copa América, pero volvemos a la competencia.

Aún así, no me siento bien, me duele la cabeza. Maldita cerveza sabatina, maldita tos. Creo que tengo gripe o alguna de esas cojudeces que me dan sólo cada tres inviernos, puta madre, justo ahora, no puede ser que la saladera de otros años me vuelva a invadir. Condenado cumpleaños imperdible de la amistad, silly of me.

Es algo anticipado, pero somos dos que trabajan, tienen una vida por delante, mucho futuro y mucho pasado en nuestros veintitantos años, así que mientras quedemos pronto, mejor. Para algunos, eso de la anticipación es un poco feucho - incluyéndome -, pero es un mal necesario y no es totalmente cierto que mate pasiones, al menos no como ciertos olores o ciertos maquillajes.

En fin, es lunes, tengo tres días para recuperarme...

5 comentarios:

[aN] dijo...

Raúl tu vida sentimental es un caso! Me pasé de vueltas jaja

giancarlo dijo...

¿no quieres unirte a mi banda de pastrulos?

supuestamente abunda la intelectualidad art-deco, y el que menos tiene mínimo tres kases

carmendelly dijo...

waaaaaaaaaaaaa me estreseeee!

D€m€nT¡∂ dijo...

yo creo que debi leer este post antes que el otro (la verdad es que no me di cuenta de estep :P) bueno que te puedo decir, te leo y me doy cuenta que no somos tan distintos... todos pasamos por lo mismo, todos nos quedamos pendientes del otro lado esperando alguna señal de vida de los que nos interesan, a mi lo que me gusto fue eso de la cotorra chismosona jaja... yo debo tener una tambien, y bien atormentadora...
bueno pues espero que todo te salga super bien con J... y ya no te stresses tanto querido!
besho

Raulín Raulón... dijo...

Eso de la banda suena bonito, me suena a un Club Cultural Lima y el Art-Deco sé que atre mucho más que tres KASes. Lo pensaré.

Es que también esto de pensar en señales es útil, sobretodo en ciertas etapas como la mía, donde ya voy con estrategia y táctica, como enseñan sabiamente Jorge "Cuatro Lucas" Bravo Cucci y Enrique "No a los amaneramientos innecesarios" Bardales Mendoza.