miércoles, 7 de enero de 2009

Cartas desde el final del muelle




Huanchaco, 29 de diciembre de 2008:


Rodeado de tanto bullicio, tanta gente, y sintiendo practicamente ultrajado el solsticio y mi labor de captarlo de la mejor manera en el muelle, es que deseo tirarme al mar, despacio, sin alarmar a nadie. Y es que no hay peor ultraje para ciertos momentos de monólogo justo, deseado y necesario que el ruido; pero igual, mi corazón tiene (mucha) mayor capacidad de concentración que mi cerebro.


Y eso es lo que me gusta, la posibilidad de zigzaggear, de zambullirme, de hacer cabotaje y punto. Es por eso que he dejado de mirar a E por un momento, para darme un momento y respirar lo más de la brisa, para detenerme en este punto de mi recorrido y pensar que no es el fin, a pesar de lo feliz que soy. He encontrado la libertad nuevamente, mejor dicho, una versión más acorde y sincera para conmigo, la libertad que irónicamente me tiene preso de una búsqueda permanente, pero que me ofrece la potestad de buscar como quiero, de moverme por donde guste y sentirme amo de mi silencio, esclavo de mis palabras, y sobretodo procurador de mis sentimientos.


Y sigo buscando, sin considerar infructuosa ninguna incursión, ni sentir que hay algo o alguien que reprime los movimientos de mi corazón, o les baje el dedo, o simplemente los considere totalmente censurables e inhumanos. Sigo buscando, manteniendo mi ideario e ideología, siendo como soy y sintiendo como siento, derrumbando mi falange cuando creo necesario y armándome hasta los dientes en otras de situaciones.


Quiera o no, sigo buscando lo principal de la misma manera, y soy vasallo de esa obsesión. No sé que tanto puedo seguir mirando a E, fotografiándola con o sin su autorización, mirando descaradamente hasta el último átomo de sus moléculas, y armando un pentagrama de equinoccio (como la universidad en la que ella estudió) con cada una de sus palabras; tal vez sea la actriz ideal para esta versión de una puesta que no tiene nombre, pero que tiene como alias "La vida de uno", mientras llega otro a ponerle un nombre real (tal vez ella, como actriz principal), puesto que esas son las limitaciones del autoconocimiento.


Y en estos segundos de lucidez, me doy cuenta que no estoy viendo sólo su rostro, sino el rostro de ella, más allá de cualquier elección que haga o hubiera hecho. No es ella, es sólo una actriz de una gran performance, pero no se quedará, no tendrá más tiempo que el que le queda en el Perú, tanto como las anteriores, que tuvieron tiempo para muchas cosas, excepto para todo. Y me quedo con ello, sin tener que decirle todo, ni que fue elegida para el papel, ni que su versión no será la más importante, ni la definitiva, que incluso podrá ser olvidada en muy poco tiempo.


Mientras tanto, viviré en la paz de la búsqueda de un sitio seguro para descansar, sin ataduras, ni las más difíciles de cortar (las propias). Y ahora que lo pienso mejor, viviré como muchos errantes, feliz con lo que tenga mientras siga mi camino y con lo que encuentre en él, con momentos de silencio como este, con la devolución de miradas y con la caricia del momento, feliz de no temerle, ahora, ni al tiempo que se nos escapa, y de no odiar el que tiempo perdí.


Tal vez Julio Iglesias y su gente (la canción de esta carta), o Hernán Migoya en su cuento "Tu cara en cada mujer", lo pudieron graficar mejor: Su cara en cada mujer, si es que ese sueño no es tan fantástico como el de mi propia libertad...


Total y absolutamente suyo, mientras se pueda, mientras dure y viva.


Arrivederci, seguimos en carrera!


R.A.V.R .



Un himno para ese estado permanente. Disculpen el escupitajo de vídeo que se mandaron acá, sólo escuchen la canción.






Lima, 31 de diciembre de 2008:


Queridos amigos míos:


Confieso que mi decisión de no pasar el fin de año con ustedes tiene tanto que ver con mi acostumbrada forma de pasar los años nuevos (con gente distinta cada año) como con lo acontecido con nuestra estimada C hace semanas atrás.



Si bien es cierto el proceso de olvido está practicamente concluido, soy hombre, soy un ser humano, y hay cosas que me joden. Su propia presencia sé que me alterará un poco, será un cierre para la libertad que acabo de ganar, una tentación del fracaso y la prisión sin valor alguno, me volveré a engañar con propuestas de un futuro poco verosímil y, hoy por hoy, poco deseable para mí. Y como dije, soy hombre, y me dijeron que jalará a un amigo suyo. Vaya, mujer, que gran valor le ha dado a todo lo que ocurrió, esa sí es una conducta rompepierna, porque otra cosa ya no puede romperme.


Es por eso, juventud querida, que les pido lo difícil: Comprenderme, comprender mi conducta de hombre normal, aunque parezca extraño, o de un hombre normal que sintió algo, que está saneando su terreno y disfrutando su recuperación. Por otra parte, no querrán que arme un desplante en plena discoteca, y definitivamente, no quiero volverme a atarme a una pesada piedra al tobillo.


Por cierto, no me apetece la idea de estar parado en ronda en una disco atestada, para recibir el año, no me gusta, no me gusta ni michi.


Necesito abrir mis brazos respecto de muchas cosas. Ustedes serán siempre bienvenidos, pero yo no estaré siempre en la que se supone es mi casa. Y en un caso más particular, no espero nada, ni en nombre de la amistad; el balón está en su campo.


Ya nos veremos a mi retorno del sur, al que tengo que ir para fundamentar ciertos gastos y cuentas. Los quiero, tal vez sea un demente, pero los quiero harto.


Arrivederci, seguimos en carrera!


R.A.V.R.




Con respecto a esto y también a lo de C, no debo gritar "AIREEEEEE!!!", sino "AGUAAAA!".
Me iré un rato con las olas, no estén preocupadas.

9 comentarios:

M. Isabel Guerra dijo...

Eres otro escribidor nato.

Bienvenido a la cofradía...

Alexis dijo...

Parece que "la festividad de año nuevo" te vino bien mi estimado.

Chévere Raulín. Te seguiremos en tu "nueva temporada".

Saludos!

Yvonne dijo...

Vives allá? yo voy a conocer este año yujuuu!!!

Fiore dijo...

que el año 2009 siga tan bien para ti

bsos de esposita primeriza

Tania Swayne - Pablo Guerrero dijo...

Hola
mi nombre es Pablo Guerrero, soy ex alumno de la PUCP.

Estaba revisando tu blog y pensé que podía interesarte participar en un taller de escritura de obras de teatro.

Lo voy a abrir este verano junto a Tania Swayne, estudiante de último ciclo de artes escéncias (teatro) de la PUCP
y con la asesoría del dramaturgo Alonso Alegría.

El taller tiene como idea escribir obras de teatro pensadas en su representación,
basado en el syllabus de la PUCP.

va dirigido a jóvenes entre los 15 y 22 años, interesados en la escritura.

El taller comienza este Lunes 12 de enero.
Si te interesa puedes llamar a los sgtes tlfs: 997543038 / 995298461.

También puedes revisar nuestro blog: http://tallerdedramaturgia-2009.blogspot.com

Gracias,
saludos

Pablo

Raulín Raulón... dijo...

María Isabel: Gracias por la bienvenida, y me someto a las reglas.

Alexis: En efecto, fue algo estupendo. Era cosa de ponerlo a rifa nomás.

Yvonne: No, no vivo allá. Vivo en Jesús María, pero volveré cuando haya tiempo.

Fiore: Gracias, y para ello, creo que hay que pararle con lo de la lotería.

Merlina dijo...

Libertad, lo mas preciado que tiene el ser humano, simplemente no la pierdas tan facil U_U

Yvonne dijo...

Yo creí que si, pero yo quiero conocer, ahora en enero soy de todas mangas.

Refugiándome en las letras!! dijo...

hola:

Asu!,qué rico Huanchaco!, y Trujullo en general , espero q la hayas pasado brabazo x allá, ya estoy de regreso, 3 meses sin escribir fue batir todos mis propios records pero ...i`m back!

Beso!, buen post!

Mafer