jueves, 20 de agosto de 2009

Mala Cara

Cuando no hay mucho que hacer, algunos empleados divertimos la boquilla, y tal vez, tratamos de divetir la vista. El día de hoy era día de entrevistas para nuevas plazas en el área de riesgo, y para Carlos, podía ser el día de preselección de nuevas víctimas.

- Mario estaba muy descontento con ella, pero yo la jalaba aunque sea para el día de la primavera.

- Podía ser, pero vamos, si quieres que esta sea la oficina Nastizol, tiene que venir una chica como la de Nastizol.

- ¿Cómo se llamaba? Estaba bien, castañita, flaquita...

- ¿Te sientes disconforme con lo de nuestra zona?

- No, pero yo creo en la confraternidad laboral...

La belleza femenina es una de esas cosas (adictivas) que eleva el entusiasmo, el optimismo, y nos hace pedir más. Mas, esa premisa no sirvió de mucho después de la llegada de la siguiente postulante, a quien instintivamente le escondí la mirada.

- ¡Puta madre!

La interjección de Carlos no hizo más que elevar la curiosidad. Pude ver su rostro y al segundo, sólo atiné a quitarme los anteojos, luego de la correspondiente (y novedosa) escarapelada de estómago que me mande. Simplemente, antes de sufrir un posible derrame, quise que las últimas imágenes que registraran mis córneas fueran las borrosas de la oficina, vaselinadas por mi profunda miopía.

- Bien Nasty ese cacharro, no jodas. Mejor volvamos a chambear.

- Sí, vámonos.

"¿Crees que un rostro feo puede matar a un hombre?" Pregunta clave, similar a la del 0:44. Este no es el trailer original de Tesis, película que deben ver antes de casarse, al menos.



Carlos y yo nos quedamos chongueando en la oficina mientras otros almorzaban, mientras disimulábamos el hecho de que esa imagen nos había quitado el apetito. Y es que entre los chistes, (siempre) hay una revelación: "Esa cara sólo se podía ver a través de un negativo de fotografía o con máscara de soldador", "Ese cacharro estaba más cagado que pared de adobe y quincha luego de terremoto", "En navidad habría que regalarle cemento y tablas, para apuntalar", entre otras, entre carcajadas incompletas por una extraña seriedad, la rara sensación de tocar un tema realmente chocante, casi tabú.

Son más de las 9:30 pm, y ese sólo segundo de vista me quitó el apetito hasta ahora. "¿Crees que un rostro desagradable podría matar a una persona?", le escribí a Carlos a eso de las 6:52 pm, camino a casa, mensaje que no contestó ni me comentó, porque no entró al MSN en lo que va de la noche.

Fuera de la conmoción digestiva, no puedo dejar de pensar en que me siento traidor y frívolo. Pese a mi polemizable apreciación, siempre me consideré parte del equipo de los "feos por alguna razón", que no son sólo los feos de cacharro, sino también los gordos, los cuatroojos irremediables, los "oscuros", los chatos, los granosos, los que no tienen plata, los inseguros, los "nerds", los estrambóticos, los vintage que gastan poco en su vestimenta, entre otras comunidades de belleza no oficial; por eso, ahora siento que no es leal de mi parte juzgar de mi parte a una persona que bien podría pertenecer a "mi" comunidad.

De otro lado, tal vez sólo podía encajar en algunos de aquellos aspectos, pero al dejar algunos, me di cuenta que mi demanda de "desear ver más allá de la imagen o apariencias" era hipócrita, pretenderme profundo para no aceptar la falta de estética y, por tanto, impedir que alguien me juzgara por mi carencia: "Si yo no veo la paja en el ojo ajeno, nadie se fijará en el tronco del mío", vaya falacia.

Seamos honestos, ¿es que "lo profundo", se encontró en lo anti estético, de forma excluyente con respecto a la belleza física? No. Al contrario, no sé si se trata de mala suerte o la exaltación del juicio desfavorable debido a la fealdad, pero las personas más feas que conozco son también bastante "odiositas": Pedantes por las huevas (osea, sin blasones que fundamenten su ego inflamado), otras más malcriadas y asquerosamente desatinadas, y la mayoría, sinceramente, un indeseable combo de rebosante cojudez, dulzura de olor a pelota Viniball y trascendencia de cumpleaños del indocumentado hijo del vecino. Vale decir, no compensaban pues, no era como la desproporción belleza-genio presente en los cuentos de hadas o novelas

(Beatriz Pinzón Solano, el personaje de Ana María Orozco, en la "vida real", ni siquiera es un error estadístico: Quienes hayan visto la novela, se habrán dado cuenta de que era una chica algo torpe, mal vestida y, sobretodo, mal peinada, pero fea natural, "caracagada", nunca).


Sigo sin sentirme integrado al mundo normal, de las personas delgadas, lindas y felices, pero pensándolo bien, más que eso, soy un desclasado total y más aún... ¡PUTA MADRE, SOY UN SER HUMANO, UN HOMBRE SENSIBLE QUE PERDIÓ EL APETITO POR CINCO DÍAS MIENTRAS TRABAJABA EN LA AV. ABANCAY!

Sé que parece hasta inmoral y antiético, pero no puedo dejar de horrorizarme al recordar ese segundo llenó de cráteres, de restos de granos reventados, de sinuosos caminos lunares rodeados de un cabello cuidado con Harpic con olor a pino. Tampoco me siento como los del otro lado del universo, y ahora que lo pienso bien, no tengo porqué ser tan... ¿indulgente? Sobretodo si, ahora que lo pienso bien, tampoco lo serían conmigo (de hecho, varias feas me clasifican como "estrambótico", jajajaja, panochas tristes, eso se me quita viendo Plus TV).


Estoy comenzando a dudar, a ver si se trata de un violento problema hormonal o, tal vez, la confirmación de lo superficial que me estoy volviendo. Tal vez estoy cambiando demasiado, tal vez estoy destruyendo demasiadas bases fundamentales del pensamiento...

Un tesoro, creo que también aplicable a este post.

13 comentarios:

sathya dijo...

me encanta la honestidad, cholo pero creo que exageras un poquito. y esque no has visto a la chica que "trabaja" en la casa de mi abuela, Yanira, diossss eso si sería para matar a un hombre. como lo mata? imaginate la escena: una pista muy transitada, un hombre que se anonada al ver a la tal Yanira, camina en linea recta y zaaaaaaaaas!!! que quieres que te diga.
besos flaquito, entretenme mañana de nuevo no seas malo!
http://nosoncronicas.blogspot.com/

sathya dijo...

me encanta la honestidad, cholo pero creo que exageras un poquito. y esque no has visto a la chica que "trabaja" en la casa de mi abuela, Yanira, diossss eso si sería para matar a un hombre. como lo mata? imaginate la escena: una pista muy transitada, un hombre que se anonada al ver a la tal Yanira, camina en linea recta y zaaaaaaaaas!!! que quieres que te diga.
besos flaquito, entretenme mañana de nuevo no seas malo!
http://nosoncronicas.blogspot.com/

Fiore dijo...

Tal vez todo lo que has concluido y un poco más

tal vez tal vez

bsos de esposa primeriza y Recién casada

Chio dijo...

ala, tan fea era esa chica??
para que te haya inspirado a hacer este post... asumo q nuna te olvidaras de ella!...
Pero yo creo que lo profundo se nota tambien en la cara.. al menos yo creo notarlo...
Slds,
Chio

No te vayas a quedar dijo...

jaaaa, pues si hay feas que quitan el aliento y las ganas de comerpor mucho tiempo. Yo conoci a la ex de mi novio, y esa chica si era como una patada en los eggs, como comunmente se dice, pero tienes razon, esas son las peores, porque no se porque estupida razon son las que se creen mas bonitas. jaja, no hay como una fea sencillita, creo que asi pasarian piola. saludos, y buen fin de semana. cuidese!!

Anthony dijo...

Dicen que no existe mujer fea sino lo que falta es trago para conocerlas.

La belleza es muy relativa para algunas personas no nos gusta un tipo pero para otras si.

Cierto que lo principal son los sentimientos, pero siempres es bueno cuidarnos un poco. Una vez una amiga me dijo que siempre voy a recordar:

"Las personas te tratan tal y como te ven"

cuidese,

Anthony

Dante dijo...

compare, hay que ser sinceros... la primera impresión siempre entra por los ojos. Y en esta sociedad hipocrita no hay nada mejor que decir, qué shusha, somos frivolos.

Si una fea medio cojuda, insegura y pedante te pregunta... amigo, esteeee... dónde queda el restaurante Gordo Comepizza? ...la miras con cara de asco y le dices... ahi a la vuelta.

Pero si una flaca rica te pregunta... oye disculpame, me puedes decir donde queda el Gordo Comepizza? ... tu al toque le dices... por aca mamita, no quieres q te acompañe?

yo por lo menos soy así... y asi somos muchos peruanos... sinceridad gente. Si algo malo caga a la sociedad peruana es la hipocresía.

Raulín Raulón... dijo...

Sathya: Esa tía que describes es un peligro público, ah. ¿Y de qué trabaja? ¿Espanta a los rateros, que fue?

Fiore: Tal vez, pero bueno, a estas alturas de la semana, al menos he podido volver a comer.

Chio: Era SOBRESALIENTEMENTE FEA, te lo puedo asegurar. Al menos he recuperado el apetito, así que asumo que ya la tengo olvidada.

Más que en la cara, en las primeras frases. Dicen que todo entra por los ojos, pero todo lo que se queda, va por los oídos. Sólo digamos que soy tan salado, que hasta con las feas tengo mala suerte.

No te vayas a quedar: Las feitas sencillas, inteligentes, terminan ganando a golpe de talento, a golpe de carisma, no creas. En cambio, no sé, tal vez es el exceso de confianza que da el hecho de emparejarse (yo, cuando gordo, pasé por ello).

Anthony: Como dice Phillip Butters, no niego la posibilidad de que esa chica sea una profesional capaz, una buena persona, una buena hija.

También dicen que no hay mujer fea, si no miras por donde mea, pero ni eso ni echarme unos piscos podía hacer en la chamba (ni hubiera querido hacerlo).

Dante: Ni frívolos, cuñao. Simplemente, estamos juzgando un hecho concreto, la tía tiene el cacharro destruido, fácil después del 15-Ago. Y sí, cuñao, sinceridad total, para eso está este blog, sin tapujos.

Bueno, plantearé cada caso a mi estilo:

Fea-Bruta-Alegrona: ¿La pizzería del gordo Comepizza? Mira, en la esquina, donde está el logo de Aceros Arequipa, ahí venden cemento. En vez de gastar tu plata en ese engordador, compra cemento para tu cacharro.

FBI (Fiel, Bonita, Inteligente): ¿A ese lugar? Mujer, yo trabajo para poder invitarte a un lugar mucho mejor.

Dally dijo...

Honestamente Raúl, evito comentar respecto al aspecto físico de las personas; he conocido, desgraciadamente, gente muy atractiva que como ser humano son una mierda, se creen con derecho a decir cómo mejorar tu apariencia (consejo que no pides y no quieres cuando te sientes bien como eres), esas personas que conocí y menciono resultaron ser criticones de los demás, con una pose de autosuficiencia insoportable, que se sienten el centro del universo y son por de más egoístas. Honestamente no sé quienes son peores los feos antipáticos que mencionas o los lindos deshumanizados que he conocido...

ella(s) dijo...

que tire la primera piedra el ó la que no guste de lo bello...

beso digestivo.

sathya dijo...

ay hijo ojala espantara rateros, lo que hace mas bien es espantar niños porque ya ningun primito lejano quiere ir a ver a la abuelita, por miedo a esta chica, seguro.
besos!

Alexis dijo...

Oiga Raulín, por más fea que haya estado la dama en custión, nunca olvide ese viejo adagio carretón que dice: cara ofende, culo defiende.

Y si pes Raulín. Aquí estamos de vuelta.

Saludos.

Yared dijo...

Hola, puta no puedo creer que me haya perdido este post, si no fuera porque lo linkeaste, ni cuenta.


Ah, pero RR, no te han dicho por ahí que "el amor verdadero solo existe entre feos"... Bueno es una frase que me estuvo carcomiendo el cerebro cuando era chibolo, ahora me da igual todo, absolutamente todo respecto al físico me lo meto por el culo y lo vomito, ¿por qué? porque me he dado cuenta que me exitan las mujeres pensantes, en serio tengo erecciones cuando encuentro una mujer de mente abierta y aunque no necesariamente hayan pasado por una iniversidad, son muy interesantes. No sé, pero entre otros detalles, la estupidez hace que el muchacho no se me levante. =)