sábado, 7 de junio de 2008

Las garras limadas del "Puma"

Aparte de los viejos imbéciles que siguen aportando a Manrique, sobre quienes volveremos, hay un personaje que esta semana nos instruyó invalorablemente.



De no ser por mi visita por el estupendo Blog de Cayo, nunca me hubiera enterado de lo sucedido con, debo admitirlo, uno de mis ídolos de infancia: José Luis Carranza Vivanco.



Caracterizado por su corrección personal y por su belicoso (por decirlo de algún modo) estilo de juego, el buen "Puma" pocas veces dejó conocer algo de su vida personal, fuera de su bastante oxidada retórica que inevitablemente recuerda a otros dos íconos de los noventa: Beavis & Butt-Head. Carranza jamás dio alimento a los chanchos pese a que estos se intentan recursear y dicha costumbre no cesó a pesar de este vídeo:







¿Qué decir respecto a este "encuentro cercano del tipo borroso"? Nada concluyente, siendo personas razonables. Lastimosamente, una de estas no fue quien mostró este material, sino una conocida conductora de televisión, símbolo de la degradación peruana de los últimos años. La cosa fue simple, de su lado: Relatar una hipótesis, consistente en la reacción de la esposa ante un supuesto desliz, dejando en evidencia la supuesta debilidad de carácter del futbolista, y el "merecido castigo" aplicado ante esta crisis familiar inventada.



La respuesta no se hizo esperar, con la aclaración y luego con el volteo de torta. Acorralada con el léxico suficiente del "Puma" y de la de su esposa, apeló a su torpe sarcasmo con el que trató de dejar como un sacolargo al ex futbolista, que siguió evadiendo inteligentemente estos embates, con la ayuda de Carmen, quien incluso acudió a la admisión de Doña Florinda ("A veces abusamos de un buen hombre..."). No contenta con su estrepitoso fracaso, Medina apeló a una última y desesperada artimaña con tal de encontrarle alguna falta: Insinuar que podría sacar los pies del plato con una tercera de un proyecto de programa, hasta cuestionar la decencia de la pareja de baile del "Puma". Resultado final: "Mira, tú eres un mostro..." Sentenció el partido, 5-1, buenas noches los pastores...








Lo que opine esta opinadora recontra dañada, nos tiene sin cuidado. El gran problema es que su forma de ver las cosas es la del 75% de la población peruana, alimentada por tantas bazofias, desde personajes de los medios hasta malformaciones caseras, pasando por información de ínfimo nivel que dan algunas autoridades, tal como dicen Carmen y él en el programa de Beto Ortiz y Aldo Miyashiro: "Si le pego soy un monstruo, soy una mala persona; si te dejas pegar, eres un tonto... parece que hay que quedar como un delincuente para quedar como hombre". Parece ser la visión promedio, por lo que no sorprende que haya tanta a la que le gusta recibir goma. Nuestro problema principal, como hombres, es otro.







¿En algún momento dejaré de ser culpable de algo? ¿Dejará la señora Medina de buscar cualquier pretexto para endilgarme algún castigo? Parece que algunos (todos los) hombres, además del Puma o de los congresistas nacionalistas a quienes me referiré en otro post, siempre serán (seremos) culpables de algo, de violentos o de saco largos, de posibles adulteros, culpables si la relación no funciona e incluso "por haberla desatentido" o "ser muy celoso si nos son infieles, de fríos indiferentes o de sofocantes, en fin.



El Puma salió bien parado de la cacería, ¿cómo no admitirlo? José Luis Carranza Vivanco, aquel volante de marca aguerrido, entregado, símbolo de la "U", autor de ocho goles con la casaquilla merengue en 19 años de carrera, le rompió la cintura a Magaly y a toda esa gente que cree que los futbolistas, por antonomasia y por hombres, tienden a la infidelidad, a la vida desordenada, y también a la violencia.


¿A alguien más? Pues claro, a los macheteros de siempre: A las feministas y sus ONG, que no podrán señalar que ese chusco le puso un dedo encima a su mujer, que ni se atreva ese pobretón, a él si lo hacemos mierda. A los hombres Backus, tipo gallo del gallinero, que esperaban verlo como un pisado y se fueron rezongando con sus voces agudas bien salseras. A ciertos periodistas y críticos sociales, quienes identifican al Puma como símbolo de desorden social equiparable a las combis y a la cultura chicha (baldoseros, caray), muy fácil de denostar desde el Haití. A todos aquellos quienes disfrutarían ver lesionado mortalmente a este personaje.



Gracias Puma. Sí que ganaste por goleada y nos diste una lección que aquellos que te envidian, jamás podrán reconocer. Eso sí, de mi joda no te salvas: Beavis & Butt-Head en un divertido episodio, con Alfredo González como el director McVicker, véanlos y comparen, amigos.



10 comentarios:

Sheila dijo...

jaja que arañado con lo del Puma jaja

luis dijo...

interesante lo de tu blog, lamentablente los idolos, o las personas que catalogamos como tal, se caen en algun momento.

htp://cortinas-de-humo.blogspot.com

Raulín Raulón... dijo...

Sheila: Parafraseando al Puma, "etteeeee... el Puma es el Puma, pe'".

Un tipazo, se lo merece.

Luis: Pero el Puma jamás se me cayó. Todo lo contrario.

De todas maneras, gracias por la visita.

EmPapeLada dijo...

Beavis and Butthead, esos son la muerte. Ah!!! Pero espero te puedas pronunciar acerca del ridículo (porque SÍ fue un ridículo desde mi humilde punto de vista) que hizo el Puma en el programa de Gisela, yo creo que no debió de haber salido...no para hacer ALGO como eso.

En mi casa ven Magaly, yo no tengo el control de la TV, así que lamentablemente esa bazofia (detesto esa palabra) es la que veo casi todas las noches. Yo preferiría ver el Canal Vasco, o VH1.

Saludos!!!

Elmo Nofeo dijo...

Vamos, lo que hace Magaly TV es un servicio a la sociedad: descubre a los tramposos, revela los cuernos, apoya a los nuevos artistas y desbarata a los falsos ídolos.

Respecto al Puma, es un todo un caballero, incluso más que futbolista, y por eso linda ya con lo sacolargo.

Además, de vez en cuando es necesario recordarle a una esposa que sus puños sirven para lavar no para golpear :) :).

Raulín Raulón... dijo...

Euskadicta: No vi el programa de Gisela, no puedo dar mayor opinión al respecto. En todo caso, y para darle gusto a la audiencia, digamos que la señora lo castigó debidamnte en casa.

Elmo: MMMMMMMM, sí, los revela, y a la vez los pone como modelos de conducta, apra hombres y mujeres.

Ese es el riesgo de la generosidad. Parafraseándote, sus puños son para dejar en blanco virginal los de mi camisa.

El Frankie dijo...

Pues es una clara muestra del machismo que existe pues. Si el Puma se hubiese defendido, ya todos estarían pidiendo cárcel para él :s

Sheila dijo...

ni si quiera cuando lo viste bailando se te cayo el Puma jajajaja.

A verdad yo vivia cerca a la brasil y tu?

Cristania Andoandorello dijo...

El puma se comporto como todo un hombre, me encanto la forma sencilla como expuso en el programa enemigos intimos.

Para mi suerte yo solo veo el canal 2 por internet no veia a Magaly y cuando vuelva tampoco pienso hacerlo.

Y eso que a mi el puma me caia mal por no haber querido superarse, fuera del futbol. El puma ahora deberia estar en una campaña contra la violencia machista.

El mas bravo de los bravos que patea a evo y barrio con todos los argentinos y uruguayos... a su mujer no le pega.

bien por el puma.

nAT dijo...

¿cómo se le podría caer el Puma a un crema? JAMAS! ni bailando en el programa de Gisela... ¡El puma es el puma pe! y siempre saldrá bien parado (a pesar de esa candidatura a la alcaldía del distrito en donde sigue viviendo) yo siempre lo voy a querer, admirar y guardar el mayor de mis respetos.

Respetos al señor ¡POR FAVOR!