domingo, 5 de julio de 2009

El día de Paro

Plaza del Rosario, Av. Salaverry. Foto captada en mi feriado bicicletero

Camino a Corpac, al volante, pienso en que tengo que ser más despiadado para ser más feliz. Hoy soy feliz, ¿por que negarlo, por que no decirlo así? Soy feliz a costa de toda esa gente que está subiendo por la rampa del zanjón hacia Saga. Desde que me levanté, estoy seguro de que soy quien más está disfrutando este día medio soleado, lo único que lamento es haber devuelto la bicicleta que utilicé para la muestra del taller con Katu, Natalia, Regina, Ericka, Juan Carlos, David, Fritz, Magally, Alicia, Katherine, Charo, Paola, Mónica, Ruth (¿Falta alguien? No creo).

Mi personaje tenía con esa bicicleta un escena cumbre, ya verán fotos...
(No les conté casi nada del taller, creo. Lo siento, no tuve tiempo. No sé si se habrán percatado, pero todos los escritos, expedientes y confesiones sediciosas que leyeron en los últimos meses, son meros inactuales. En tiempo real, ya voy por mi tercer proceso por terrorismo) "Como rie la vida cuando no hay transporte público", me digo, sin una pizca de solidaridad para con quienes tuvieron que sufrir. Vuelvo a pensar en la felicidad como un recurso escaso, excluyente, diferenciador, cuya propiedad no puede ser de todos, sino de algunos, sólo que ahora pienso que discha propiedad puede ser aleatoria, y últimamente esa suerte me sonríe más seguido.

Eso pasa en esta especie de veranito de San Juan personal, de mi inusitada Neoadolescencia, la suerte y, sobretodo, la justicia apoyan la felicidad del que busca la revolución.


("Luciernaga curiosa, que verá que eres mi consuelo", me encanta esa canción. Condenado youtube que no pone el vídeo, en fin, winamp, no dejo de repetirla a medida que escribo esto.)


Ya finalizando el día, tengo que recoger a mis padres., este es el único carro de la casa, tengo que ir a La Molina por mi madre, y luego por mi padre. Nadie jode, puedo pasar el zanjón de la Av. Javier Prado a 50 km/h porque me da la gana y la tensión. ¿Por qué los recojo? Porque dentro de una hora tenemos un velorio en el Callao, tenemos que ir los tres, donde un amigo de la familia al que tratamos como no tan amigo últimamente (osea, no lo llamamos ni por navidad, ni teniendo tiempo libre).

Michael Jackson, Alberto Andrade, el señor Montes. No es que la muerte mejore a la persona, no creo en eso. Yo creo que es el nuevo nacimiento de la misma, un parto, pero en otra dimensión, la dimensión de la memoria de las personas que estuvieron a su alrededor. No por gusto, los muertos explotan en relevancia, y en 0 kilómetros. Todos excepto Jackson, según mi madre, que había desheredado a su padre.
Jackson es un personaje muy particular, siempre tuvo a todos a su alrededor, pero hasta el punto en que llegó a ser rodeado, acorralado, obligado ser un adulto comprimido en cuerpo infantil, para luego ser un niño demasiado volatil en un cuerpo languideciente y, a la vez, eternamente joven.

En fin, obligado a cargas excesivas, eso puede ser considerable para una estrella mundial, ¿pero para un niño? Digamos que el principal cancerbero doméstico de Jackson era el padre, primero un gran intolerante y golpeador para con todos sus hijos, luego exigente manager (una forma de llamar a los explotadores de jóvenes talentosos) del grupo de sus hijos. Yo ahora mismo estoy transportando a mis padres hacia el Llauca porque se lo merecen, soy una especie de Michael Jackson: Si me hubieran puesto un dedo encima, y si el Código Civil me lo hubiese permitido, no les dejaba ni callampa.


En fin, algunos soles menos en mi masa hereditaria: He pasado del velatorio del Hospital Naval hasta San Marcos en un minutito. Vale decir, que esa estrecha vía la pasé en más de 60 km/h, el típico "Efecto de los rápidos" (una corriente o movimiento de algún cuerpo tiende a ser más rápido en un espacio más pequeño o estrecho, como un cauce o una vía angosta) con un gran problema: En esta provincia constitucional, han escondido cámaras viales en cualquier lado, con el fin de multar a quien sea.
Mi interrogante: ¿El hospital Naval está en Lima Metropolitana o en el Callao?

Al cierre de esta edición, Chema y unas salamandras me están pasando otro dato sabroso: Parece que se viene un segundo paro, de tres días. Carajo, me doblé.


Por un lado, Luis Miguel, la cancion de como ríe la vida y los ojos negros. Abajo, Jacko, y un clásico de mi infancia, porque con MJ partió
también parte de la memoria, con vídeo cuya versión original se encuentra aquí.

8 comentarios:

BocaDelcielo dijo...

El paro fue el mejor día para salir a manejar...

Dally dijo...

Te odié por unos momentos porque no sentiste el paro con el resto de los "ciudadanos de a pie" y conforme iba leyendo pensaba en:¿cómo no se te pincha una llanta? o ¿cómo te para un "tombo" solo por joder?; y al final, al llegar al video de Jacko, dejé de sentir odio, porque escogiste la canción, que a pesar de no ser tan "anciana" como para haber oído su primera emisión radial, es la que más me gusta de él.

No te digo suerte en los días de paros que se vienen, pero sí que te vaya bien. Revisa todo antes de salir.

Suerte

Ivonne dijo...

Otro paro?... más pasaje para gastar

:(

Yared dijo...

Según yo, en los paros estudio, pero en realidad me quedo panza arriba en mi cama mirando el techo y pensando en mi desayuno toda la mañana hasta que me dé demasiada hambre como para quedarme acostado.

=)

Jimmy dijo...

El día del paro era el día que más cosas tenía por hacer en la calle, así que como no podía dejar pasarlas, me tenían taxi para cá, taxi para allá y yo feliz.

A mí me panea Jackson, Andrade que se joda, era otro político vividor más, que no se me venga a a volver en santo ahora.

Lara Holmes dijo...

Grrrrrrrr....yo odio los paros...grrrrrrrrr....
Mañana de hecho tendré q ir y regresar en taxi...grrr, o sea gastar casi 50 soles grrrrrrrrr....no quieres hacerme una carrerita?, gratis obvio jajaja :-P

Raulín Raulón... dijo...

BdC: De hecho, ese es el motivo de disfrute principal.

Dally: Lo he hecho todo, incluso si tenía sencillo para salir en combi el martes. Cambio de planes...

Y sí, Off the wall es un clásico.

Ivonne: ¿Tanto así?

Yared: Los feriados y fechas de flojera pues, cuentan sólo como tiempo libre, sólo eso.

Jimmy: Me hacen gracia los taxis, pero tan caros creo que no.

Andrade sí me caía bien, lo prefiero a otros cuantos.

Lara: Mi auto es un SW, depende por donde estés, jeje.

Anthony dijo...

jajaja, pues el paro fue fuerte pero que se jodan todos, aunque no tengo carro, no uso mucho el transporte público, el que hace más congestión en las calles.

Saludos,

Anthony