jueves, 9 de agosto de 2007

Descomposición



Hay cosas que definitivamente están fallando en mí. O es algún defecto de fábrica, no sé. Definitivamente es mucho más que la opresión sombría de esta noche.


Ha pasado un día entero más y en realidad esta media noche y media llega con más cansancio que otras. Mi día posiblemente hubiera podido ser un día como cualquier otro, de trabajo, caminata, más caminata, casa, caminata, de no ser porque nuevamente he pensado en cuando pueden afectarme ciertas ausencias de J y, a pesar de todo y de lo bien que he manejado las cosas hasta ahora, cuan inestable y frágil puedo sentirme.


En noches como esta, de días como este, pienso en cosas tales como que con J no podría sentirme bien, ni ahora ni más adelante. No sé si espero demasiado de ella, o espero lo que simplemente no me puede dar. ¿Hasta dónde podemos llegar el uno por el otro? Mi cabeza se llenó de aquella duda hoy, cuando no encontré ni un correo suyo en ninguna de las dos ocasiones en las que abrí mi msn este día, esperando al menos la manifestación de que (en lo ocupada que está) tendrá un momento para mí, sabrá acomodar el tiempo y brindarme una de esas cosas que busco en una relación.


Buscar, buscar, ¿y qué tal si lo que estoy haciendo es buscar? ¿Qué tal si esa cojudez de "todo llega" es cierta, pero conmigo no se cumple? Las relaciones interpersonales no son mi fuerte, nunca he sido un imán de humanidad porque nunca he portado antorcha alguna ni promesa de cielo, y realmente soy bastante torpe para el "arte de los pies, las alas y los indicios": No sé leer ni me comunicó por indicios o indirectas como otros y casi a tientas, porque en estos lares ando con mi miopía de la vida real, voy con el tacto, esperando encontrar el antídoto...


¿Y qué tal si esta espera es infructuosa? Sé que me quedan muchas cosas, pero a la vez que soy muy dependiente de otras cosas para las que lamentablemente no me valgo ni puedo sentirme satifecho por mí mismo: No me podría sentir bien en cualquier chamba, no me gustaría narrar noticias en mi blog, no me agrada la idea de comer pollo más de una vez a la semana y sé que puedo depender de alguien aunque quiera evitarlo. Creo que nadie está totalmente feliz con su vida, lo que no significa que se sienta compasión u odio por ella, pero cualquier frustración de esperanza de sentirse mejor jode, duele, sin arder, sólo a oscuras y en silencio.


A depender, sin problemas en admitirlo de mi parte; y sí, para muchos es fácil decir que hace falta ser un cojudo para depender del enamoramiento para sentirse mejor, es fácil pensar que algo más podrá llegar y en efecto lo hará, ¿pero qué pasa cuando ya no hay casi con qué sentir de la misma manera que en otras ocasiones, cuando llega un momento en que uno cesa de desear, simplemente apaga la maquina, la desarma y la guarda? No podría sentirme mejor, pero podría evitar sentirme peor.


En una noche como esta, necesito de alguien que sea feliz contestándome el teléfono a esta hora sólo para soltar su voz, sé que hay quien sin comprender alivia y responde a una pregunta que nunca se gritó, y a veces me gustaría que fuera ella, sólo ella. ¿Otras personas? Sólo he recibido una de esas caras horrendas de msn de parte de alguien que me demostró que, a pesar de que muy aparentemente me quiere mucho, jamás podrá ser determinante para mí... y por supuesto, para variar, el juicio de alguien que no entiende mi necesidad de cambiar mi nick intempestivamente.


Tengo ganas de desaparecer o retirarme ya del juego. Siento que ya esto se ha empezado a avinagrar y antes de que pierda el control, prefiero abortarlo al menos con dos cosas a mi favor: El dominio adecuado del asunto y mis fondos de ilusión en la misma precaria condición que al inicio de este juego.


Amo mi soledad, contradictoriamente, pero sé que ni a esta podré aferrarme. Posiblemente, como todo por lo que existe un sentimiento positivo en mí, esta también me hace algo de daño... veamos que pasa en lo que queda del día, después de que el mundo decidió negarme infinitas veces...


Encontre mi bálsamo labial, justo ahora, ¿no es oportuno? ¡Blistie, pensé que me habías abandonado! Es un aliciente para enfrentar cualquier cosa, sin necesitar nada más que unos labios protegidos de cualquier frío.
Me seguiré preguntando, nada más, por dónde andarás...

4 comentarios:

Sol dijo...

'...pero cualquier frustración de esperanza de sentirse mejor jode, duele, sin arder, sólo a oscuras y en silencio.'

Me gusto mucho eso. Muy cierto, tal vez por eso me gusto.

Saludos.

carmendelly dijo...

Esa foito tan .. no se.. tan marco aurelio denegri jajaja y el brillo labial taaaan coco marusix!! jaja no mentira.. com siemre entreteniemdome y generando sensaciones con tus articulos

D€m€nT¡∂ dijo...

definitivamente, todos llegamos a un punto en la vida en la que pensamos que todo paso y nosotros no nos dimos cuenta... si no habre saboreado yo esas noches en las que senti que no volveria a amar... y bueno q te puedo decir? muchas veces senti que la maquinita se me habia malogrado, pero nop, es cuestion de saber esperar a esa persona especial, aquella que nos sepa prender aquella maquinita...
yo se que lo que tas sintiendo pasara pronto... no desesperes que todos tenemos un alma gemela.
saludos

C. Giuliana dijo...

Entre más queremos menos se nos da ;_; parece ya una regla en esta vida...