martes, 3 de febrero de 2009

Cuestión de edad




RR: Tengo veintitantos años. Ni más, ni menos.


Esa es la respuesta que siempre doy cada vez que esa inoportunísima pregunta aparece al alcanzar el momento decisivo en la conversa. Es uno de esos momentos en que una verdad no muy cómoda puede abortar una hermosa verdad naciente, ¿pero eso es normal? ¿Qué tan decisiva es la cuestión años de menos, años de más? ¿Qué tan inmaduro o juicio puedo parecer de acuerdo al calendario solar? ¿Es mejor dar con ese silencio, la apariencia de un silente aparentemente necio que la certeza de un tonto declarante?



Generalmente, las parejas están formadas por integrantes (casi) de la misma edad o por un hombre algo mayor que ella, o bastante mayor, al menos las que parecen de buena marcha, de las que se espera que todo debería ir bien. Lastimosamente, de los más jóvenes no se cree ni se espera lo mismo en general, como sí de las jóvenes, al menos para cosas firmes. Otro punto en contra: Las mujeres, en edades que acaban en 7, están en el cénit de sus etapas, suelen ser los mejores brotes de flor, al menos eso creo yo respecto a los 37 años.


Ya no se trata del hecho preadolescente de querer parecer mayor, de dejar crecer la pelusa en la cara para que a fuerza colectiva llegue a parecer barba, o de impostar un poco la voz. Ahora la barba y la voz son reales, los problemas y la experiencia también (parte del juego más excitante del universo: La vida real), hay administración de dinero, problemas laborales, administración de sentimientos, vida sexual, vida amical de por medio, profesión, aspiraciones personales, independencia, lo suficiente como para llenar un Currículum Vitae y sin embargo...


Es cierto, generalmente los hombres maduramos más lentamente que las mujeres, al menos eso dicen. Es verdad que los hombres tenemos mucha menos predisposición al cambio y a la rectificación que las mujeres, ya que ciertos hábitos y taras de niñez y adolescencia las mantenemos toda la vida.



Lo que es claro es que muchas veces una chica de 25, por ejemplo, difícilmente encuentra el mismo ritmo de su vida en un pata de 25, que en la mayor parte de veces tiene la mente en algo un poco más "estudiantil", como andar en plan pirata con los amigos, poca tendencia al compromiso, que a veces le queda grande la camiseta para ciertas cosas y termina escondiéndose en "su espacio". Es la mayoría, una gran mayoría, que lamentablemente nos afecta a todos y determina la identidad de todo el grupo, produciendo pérdidas cuantiosas en agentes muy competitivos, opacados por su supuesta inexperiencia.


¿Cuándo tome dicha información? Desde chico, me di cuenta que las chicas necesitaban un proveedor más capaz, más experimentado y que, a la vez, las haga ver más chéveres en su grupo de amigas, las necesidades de ellas, las chicas del lonsa, estaban un par de años fuera de nuestro alcance (y en mi caso, un par de años y como 15 kilos). Lo peor era otra cosa: Que la mitad de las chicas que me gustaban siempre estaban en esa onda, y la otra mitad... no cuenta para efectos de este post.



Y así, luego de más de diez años en el circuito este, fui descubriendo que ese prejuicio, entre todos los que existen sobre los hombres, es el más difícil de destruir. Revelarse como menor de la mujer a la que afanas, o con la que estás avanzando bien es un balazo en la sien. Lo peor del asunto es que en ciertas personalidades, eso termina revelándose solo, transpirando el impermeable de porción de "verdad cuidadosa".


¿Alguna vez confirmé ese prejuicio, y terminé sacando partido? Sí, aunque no lo crean, de lo cual aprendí bastante con el correr del tiempo. Sabía de esa indestructibilidad, así que me quedó sólo alinearme: Mentir, o mejor dicho, no mentir, sino mantener en la mente de ella una idea erronea acerca de un elemento que, a la postre, no sería determinante si se mostraban cualidades que cualquier pata mayor que yo podía tener en determinadas cantidades. Confieso que así fue como campeoné por primera vez en mi vida, cuando ya otros habían hecho hartos goles y hasta ganado la Libertadores, yo me hice de la triquiñuela para establecer mi primera relación seria y significativa. Es una historia antigua, milenaria (de verdad, porque fue en el anterior milenio) y, como casi todas mis historias, de final abierto, polémico y hasta con bronca.



De acuerdo a lo acordado en la Reestructuración, yo también debo someterme también a mis propias interpelaciones, con lo cual sólo adelantaré algo: Mi intento por parecer mayor me hizo forzar ciertas actitudes de lo más inmaduras, incluso para mi edad en aquella época, cosa que contaré en post prometido acerca del tema, necesario para establecer ciertas deudas. Felizmente, no soy el mismo que en milenio que nos antecedió.



Por mi parte cierro, y sólo digo eso, la cifra exacta, hoy por hoy, secreto de estado, de esas cosas que es mejor no saber si quieres que nos vayamos por una pizaa y una chela después de la oficina. Actualmente, decidí no ser exacto en lo que no se me pida serlo.


I: ¿25? Te echo 25.


RR: ¿Por qué quieres saber tanto, mujer?


I: Curiosidad, no sé que tan importante pueda ser...


RR: Lo suficiente como para que tu iqnorancia no te dañe, pero tu dominio pueda dañarme a mí.


I: Está bien, jajajaja.


RR: Quédate con una cifra en la mente, la idea no será mala.


Felizmente, no tengo la sensación de dirigirme a la guillotina, así que normal.



Y ahora pregunto, público culto y sensible, ¿cómo manejan el tema? ¿Son de cerrarle mercado a la juventud, o cero barreras burocráticas al mercado? ¿Por qué tales restricciones? ¿Sueles salir perdiendo con esto, o reviertes el tema?


(La promoción del post anterior sigue vigente)

16 comentarios:

Elmo Nofeo dijo...

Casi siempre me "inscribi" en una categoría mayor, porque la edad no cuenta sino la madurez.

Me has hecho sentir pena por Reimond.

Saludos.

Dally dijo...

Considero que los hombres tienen más reparos en decir su edad, sobre todo los que pasan los 40 y mira que hay hombres de 40 muy buenos, estéticamente hablando, mejores que los de 30... y no comparo con los de veintes porque ya ni los miro... y no creo que sea por cuestión de madurez, tal vez sea para "atrapar" a las de tu generación...

El tema de la edad no se asocia necesariamente con la madurez, y debo corroborar algo que dijiste, respecto a tu fingimiento en los "campos del hombre mayor o maduro", ya que tuviste que exagerar algunas cuestiones inmaduraz y te creo 100%... yo he conocido hombres mayores de 40 con muchas taras de su infancia, que jamás superarán y créeme soy de las mujeres que no temen decir su edad (tengo 34) y uno de mis mejores amigos tiene 23 y ¿qué me hace ser su amiga? Que es un tipo con personalidad, inteligente, con sus niñerías (pero quién no las tiene), pero sobre todo con un punto de vista solvente de todos los temas que podemos tratar; y en definitiva eso pesa para mí, no su edad.

M. Isabel Guerra dijo...

interesante tema. es verdad que existe un prejuicio al respecto, aunque no es menos cierto que hay razones de peso para que sea preferible que no haya taaaaanta diferencia de edades. sin embargo, tampoco se debería generalizar, eh. cada persona, cada pareja, cada caso es diferente.

salu2.

Yvonne dijo...

Tengo 24 años y nunca me he hecho muchas paltas con la vida ni nada, ni me he visto en procesos de edad, estapas o algo parecido, simplemente he vivido cada año o día mejor dicho, como me jor he podido.

Raulín Raulón... dijo...

Elmo: Igualmente, el problema es que ese indicativo puede ser determinante a priori, osea, eliminación ex ante.

Reimond Manco es un imbécil, ya me referiré a él.

Dally: No necesariamente, tienes razón, aunque lamentablemente algunos indicios más evidentes terminan vendiendo a algunos, y luego al resto de la especie.

Me aprece paja que no temas a ello, considerando que en ese aspecto, hay algunas mujeres que sí tendrían algo que perder. En fin, en el caso de tu amigo, definitivamente la cifra es un aspecto circunstancial, secundario, pero creeme que hay veces que es de eliminación a priori.

M. Isabel: Es cierto, el problema principal del prejuicio es la generalización que facilita.

Ese es el problema también de los colegas que malogran el mercado.

Yvonne: Te felicito, no has perdido nada y eso es bueno.

¿Odio a las Gordas? dijo...

Oiga mi estimado Raulín no le encuentro el problema al tema de la edad, simplemente cuando se me pregunta la digo (29) y punto. El caso queda zanjado. La edad real nunca debe ser un problema, mi estimado. Veo un diluvio en mi vaso.

saludos

Alberto F

Angeitamoza dijo...

Edad... las edades son relativas, y la maduración también. Uno puede ser "maduro" en ciertos aspectos de su vida, pero por otro lado, puede ser un "bebé (malcriado)". Es cuestión de aceptar. Mi edad, definitivamente no es secreto, no creo que tenga que serlo. Hasta he escrito un post sobre los veranos que ya arrastro.

Ahora sobre eliminar a un chico por su edad, es un poco exagerado, no crees...? Es decir, si bien es cierto que la mayorìa de los hombres tiene un proceso lento de maduraciòn, siempre hay excepciones, asi como hay chicos que ya pasaron los 30 y siguen comportándose como adolescentes. No lo voy a negar, generalmente me llevo mejor con la gente mayor que yo, pero no exclusivamente con ellos.

Saludos

Raulín Raulón... dijo...

Alberto F: Maestro, no lo pensemos con 29 ni con los veitipico. Pongámonos en una variaante más difícil aún: 21 años.

Desde los 26, la competencia es plena. No siempre antes, cuando a veces la cantidad de años hay que saber disfrazarla.

Angeitamoza: Sí, son cuestiones relativas, incluso el criterio de quien decide puede ser relativo, pasible de correr el riesgo.

Son cosas que pasan, las eliminaciones a priori por cosas así de irrelevantes. Lamentablemente, en algunos casos, la mayoría determina el carácter de todo el grupo.

Yo también me llevo mejor con personas mayores que yo. No soporto mucho la chibolada de veintitantos años.

Ronny Lionel dijo...

Cuando tenía 19 y era cachimbo en la gloriosa UNFV, la gente pensaba que tenía 15, y que todavía estaba en el colegio. Siempre me han echado cuatro o cinco años menos de los que tenía. Ahora recién a los 31, ya me empiezo a ver... como alguien de 29 ;)

Ahora bien, el rollo de la "madurez", la "edad emocional" y todo eso, ya es otra cosa, ahi prefiero no meterme... eso del "chico inmaduro" es algo bien relativo... Y eso que a mí nunca me lo han dicho.

Eso sí, puedo decir que las mujeres tienen más roche que los hombres en decir su verdadera edad... sobre todo las que pasan de los 30. Me consta.

Un abrazo

Cristina G. dijo...

yo me aloco porque cumplí 21 :S es que siento que todo va muy rápido ya!!
pero normalmente, no soy de poner restricciones a los mayores o menores que yo, no me importa mucho la edad del chico con el que esté saliendo, xq en realidad cuenta cómo una se sienta a su lado :D hay veces q uno de 21 parece de 15 y hay veces q uno de 32 parece de 21.. pero qué se hace? vivir simplemente :P

un besoo
Cris

Fiore dijo...

Mi esposo desde niño siempre estuvo rodeado de "gente grande" de mayor de edad y cuando era "mas joven" no aparentaba la edad que tenía, ahora tiene 39 y a veces creen que tiene mas :S

es que es todo un geniecillo

bsos de esposa primeriza

Merlina dijo...

20 años y espero que se vengan más, cuando te preguntan tu edad y lo dices de frente pues ya no te molestan mas, eso de dejar la duda te trae mas interrogantes U_U
p.d.: espero que cuando tenga 35 no diga 25 xD

Lara Holmes dijo...

Si la persona es mayor o menor x un año o dos, no me hago líos, pero si es de 5 o más...uhmmm, ahí s pues, o sea si es q me aatría en un princiio, luego de la edad, ya no pasa naaa, si pues es un poco discriminante esto, pero es mi forma de pensar u_u

Raulín Raulón... dijo...

Ronny: Si nunca te lo han dicho, vas por buen camino. Y bueno, te confesaré que recién conozco las desventajas de aparentar menos edad.

Es cierto lo de las mujeres, pero no pierden tanto si la dicen.

Cristina: Llega un momento en que la vida comienza a avanzar demasiado rápido.

Es cierto, hay que dejar que la vida avance, eso me encantaría que lo aprenda cierta gente.

Fiore: Sí, yo también anduve rodeado de gente mayor, considerando que mis padres eran algo mayores y no tuve hermanos.

Ese complemento al crecimiento me ayudó harto, sobretodo cuando no hicieron la dichosa pregunta.

Merlina: Yo espero que tampoco lo hagas.

A veces, es mejor dejar ciertas dudas en el aire, que confirmaciones que no serían perjudiciales normalmente, pero sí causarían pérdida.

Lara: Es bastante discriminatorio. Aparte, entre la base 2 y 3, la cantidad de años no es algo determinante, no debería ser causal de eliminación a priori.

Alexis encaletado dijo...

A ver... Nunca me han llamado la atención las mujeres mayores que yo. Quiero decir, nunca me han atraido por el solo hecho de que sean mayores que yo. Por ejemplo, si una chica me gustaba y después me enteraba que era mayor que yo, pues normal, porque solo me gustaba. Pero no he estado buscando a una chica mayor en la creencia de que las mayores son más maduras.

Cierto. Las mujeres maduran más rápido que los hombres. Pero no siempre mi estimado Raulín. Recuerda la presunción iuris tantum.

En cuanto a mi, nunca he tenido reparos en decir mi edad. De hecho tengo 25 hasta el mayo próximo. Pero a veces piensan que tengo más edad, porque tengo como diez kilos demás encima, los cuales ya están en proceso de desaparecer -tratando de emular su proeza de adelgazamiento abismal, mi estimado Raulín-. Y por eso mismo, nunca he recibido calificativo de "qué inamduro que eres".

Creo que las personas no deberíamos tener reparos en decir nuestra edad. Si sales con una chica que te miente sobre su edad, imagínate en qué otras cosas te puede mentir. Y como que eso no es nada saludable.

Saludos Raulín!

Angeitamoza dijo...

Me olvidaba, Il es menor que yo... :P