jueves, 7 de mayo de 2009

Chupeta cebichera en el Perú

La peruanidad no se pierde por ningún lado. Es más, pienso que toda ella llega a conjugarse en un sólo momento y lugar: Un Sábado de una típica familia peruana, en una cebichería, con mi buen amigo Mr. T. Hasta ahora, no había encontrado una muestra más clara del mestizaje limeño, de esa Lima que sale en las miniseries, en los diarios de china y posiblemente, en los polos que venden en Miraflores.




RR: Han chupado hasta morir y acompañar a nuestro señor Jesucristo...

T: Oe, sí, que bestia, estos sí que saben el final de la historia y lo festejan, aunque siguen con pinta de velorio.

RR: No es por ser racista, pero como que no parece muy compatible eso de una cebichería, más saco, polleras, recuerdos de yunza. Me siento como Martha Hildebrandt.

T: No, el Perú se ha unido en ese cuadrante. ¿Nos matriculamos con dos chelas?

RR: No puedo tomar, maestro. Aparte, aquí lo mío es el tiradito...


Al escuchar eso, una camarera se nos acercó a ofrecernos una mesa para dos, muy cercana al show criollo que esa, al igual que todas las cebicherías de la zona, ofrecía (eran los mismos músicos, que iban trasladándose de una cebichería a otra, ambulantes).


Gran problema, porque mucho no dejaban conversar, teniendo que agradecer que se trataba de dos patas que no se veían hace tiempo y no de una pareja en problemas que necesitaba encontrar soluciones, que no se tratasen de la sentencia de Fujimori, de la reestructuración de la guerra fría y de las movidas en la Facultad de Derecho y Ciencia Política de San Marcos, de los problemas posibles de la gripe porcina en el Perú y el gran perjuicio que podría representar lo de las CTS a futuro.


Cosas de una cebichería...

12 comentarios:

El Chico Nube dijo...

Eso demuestra que el cebiche combina con todo.

Omar dijo...

Un buen cebiche siempre es bueno, pero.. respecto a que no combina muy bien CEBICHE y saco, polleras y recuerdo de Yunsa..creo que en gran parte tienez razon. Pero de todos modos un buen peruano, sea de donde sea tiene que gustarle su buen cebiche picante..
Ta mare... ya me dio hambre...
Saludos.. Totales..Raulon..!

Lara Holmes dijo...

Ay!!, se me antojó un cevichito :-D

El Dios Ateo dijo...

Chucha, con este me nivelé.

Chelitas, una buena conversa... se extraña.

ah, el Perú es pintoresco, pes, no quieras quitarle color, por más que a veces no combinen bien los matices.

Jimmy dijo...

Yo como ceviche con arroz y una amiga 8que es igualita a Karen Dejo pre-Otto Cedrón) me dice que "Como cómo cholo"

variasposiciones dijo...

si comes carne de res: vino rojo, pescados y mariscos: vino blanco, recepciones y aperitivos: champagne, postres y picanterias: pisco, reuniones de colegiales q se tiraron la pera en un parque: punto g (cualquier ron barato), cebicherias: cerveza

"a veces obligan al hombre inteligente a beber para pasar su tiempo con los imbéciles" (Ernest Hemingway)

Yvonne dijo...

Hay una cevichería por mi casa donde de cortesía, ni bien te sientas, te dan una cerveza, más incitadores no pueden ser esos jajajaja.

Javier B dijo...

cevichito....


no combinaba mejor con una inka cola??



no sé, chelita suena mejor :)

Raulín Raulón... dijo...

C.N: Con todo, y con todos, sobretodo.

Omar: Podría tener razón, pero de hehco, me parece mejor dejarla y abrir un poco más la percepción.

De hecho, parte de la peruanidad es el picante, los ajíes, el rocoto... sí señor!

Lara: Apuntate, falta poco para mi cumple.

Dios Ateo: Tienes razón, ¿para qué decolorarlo? PEcado mortal.

Jimmy: El cebiche con arroz es buenazo, pero de hehco, lo rpeferiría con tiradito.

Bastas: ¿Chela? No me arriesgo, pobre de mi estómago.

Yvonne: ¿chela de frente? Que provecho, eh. Aunque me gustaría más con jora.

Javier: ¿IK? No, no me gusta la Inka, se calienta y chau, demasiada azúcar.

Trataría con la chela, pero en verdad ya no tomo.

Cristina G. dijo...

d la cebichería cerca a mi casa..una causa al oliiivoo..uuuyy! q ricoo! :D
o sea..si ves a mi familia en una cebichería, te impresionarías..porque tmb chupan como mieeer.. y todos somos super distintos entre nosotros :)

Mr. T dijo...

Desde un tiradito chorrillano hasta un cebiche de luca en la al frente de San Marcos, la peruanidad se respira en cada esquina. La peruanidad no es la cumbia como lo creen los teóricos de la blogopostmodernidad, sino aquello que nos distingue de todos los pueblos del mundo. Por ejemplo, el regatear en los taxis... según los neoyorquinos, una costumbre que sólo tienen dos pueblos en el mundo: el judío y el peruano. Volvemos al barrio bloggero, y con él un fuerte abrazo y un saludo a tu blog. Espero vernos pronto para unas chelas en el Jirón Lampa...

Mr. T
www.queridopuebloperuano.blogspot.com

Alexis encaletado dijo...

Después de mi reciente visita al hospital de emergencias de EsSalud, el cebiche ha sido vetado por mi sistema digestivo, por lo que queda del año.


Saludos!