sábado, 13 de diciembre de 2008

Graduación

Olvidé mencionar que el viernes fue mi graduación.



Y no puedo evitar sentir ese gran agujero interior, esa gran sensación de magnetismo ilógico, que es lo único que se siente con la indiferencia.



En la mañana del viernes, mientras estaba terminando unos documentos, lo que pensaba podía citarse así: "Puta madre, tengo 'tanto' por hacer y encima tengo la méndiga graduación", sólo era un pequeño file pendiente, y las ganas de salir temprano de esa oficina sobre la cual, a pesar de lo bueno que tiene como todo en el mundo, prefiero no hablar. Salir temprano y, después de casi tres meses, almorzar en mi casa era la consigna del día.



¿Por qué tanta indolencia? Supongo porque nunca fui acoplado a la promoción. Nunca pertenecí a algún grupo determinado, ni terminé de encajar con la personalidad aceptable de la facultad de Derecho; en realidad, siempre fui algo reacio y tendiente a la antisocialidad, sobretodo con los que me parecían más tontos, sobretodo cuando estos tienen lo que uno desea al ser joven y estudiar Derecho (tener una buena chamba, tener plata, ser feliz, cosas que hasta el año pasado, al menos, no eran moneda común de esta casa).



La mencionada situación había cambiado en casi todos sus aspectos, y en el proceso de reestructuración, también consideré necesario evaluar ciertas amistades (más de la mitad dentro de mi facultad), sólo para desaprobarlas y ponerlas en el archivo de liquidación. Por tanto, mi presencia en la graduación la fundamentan sólo las 14 personas que en verdad considero amigas (una valla casi tan alta como el de la chica del toque especial) y la presencia de mis padres, aunque tenga que soplarme 210 desfiles más, de celebres desconocidos, de gente que no me cae, de gente que bien podría tirarse a un pozo, de gente que mejor se queda callada, en fin, de extraneus.



No toque el tema de mis padres entre otras cosas porque, como dicen algunas personas que me conocen, mi relación familiar es mi verdadero lado oscuro. En verdad quería que estuviesen, en parte porque ellos son y fueron parte de esta culminación, en parte para darles la seguridad de "no haber fracasado", pese a que ya me puedo dar al arte tranquilo con lo del TC y LMS, de que mal que bien tuvieron la razón al ayudarme a elegir mi carrera, y que es muy emocionante ser parte de una promoción cuyos códigos no encajan en los míos, cuya tendencia a la melcocha me enferma y donde, como en casi todo el mundo, no dejo de sentirme solo, como un extraño.



11:30 p.m. Mis padres están contentos, les he demostrado que soy un ser humano capaz de conmoverme con este tipo de ceremonias. Tal vez el hecho de ser una de las últimas ocasiones en que amigos que somos nos encontraremos me movió un poco. ¿Otra cosa? No mucho más; hasta incluso iba pensando en como decirle a los viejos que al titularme, san seacabó, los diplomas PUCP se iban al baño con marco y todo, como decoración.



Y mientras ocupaba el asiento del copiloto por haberme pasado de vinos, no dejaba de lamentar ciertas cosas, no dejaba de pensar que igualmente había comenzado muy tarde en otras. El reloj ha girado demasiado a prisa, y se había comido parte de mi vida, de la cual también comí, pero de la cual hubiera deseado todo el paquete.

















Bueno, en realidad, lo mejor lo dejamos para la fiesta de promo, por diversas razones.



Digamos que el interés es supremo porque he tomado toda la responsabilidad respecto a mi pareja, porque el diseño del día está hecho integramente por mí y porque, sinceramente, si no fuera por ella, tampoco me presentaría ahí.



Realmente, no sacrificaría una noche de sueño tranquilo para ir temprano a la chamba sólo para plan patas o para ver a mis amigos, con quienes suelo pasar más útiles y más gratos momentos.



Las canciones pueden ser más explícitas que yo, así que los dejo con ello.













Para los memoriosos, ¿recuerdan en que programa se utilizaba esta canción, y para qué? Premio a la respuesta.


Y bueno, ya voy dos días sin fumar. Lo olvidaba: Para esa noche, seré un hombre mejor.



Apdeit: COmplicaciones de transporte sobre el final, pero que están superándose. Un amigo mío se quedó plantado por ser desaprobado mayoritariamente y... eso es materia de otro post.


Igual, esto lo superamos. El rojo es más grande que sus problemas. Me encantaría poner la canción de Pointer Sisters, I'm so excited, pero el vídeo es demasiado femenino... igual, búsquenla, super canción...

14 comentarios:

El Chico Nube dijo...

Mira tú, las causalidades de la vida. Estuve en tu graduación. Insoportables cuatro horas, por cierto. Me la pasé fumando afuera [sí, ya sé que está prohibido]

Alexis dijo...

Felicitaciones por la graduación!

Bien hecho, aunque a veces reneguemos del mundo jurídico. Yo también lo he hecho.

Saludos!

Angela Espinoza Hermoza dijo...

En primer lugar... CONGRATULATIONS... ahora provecho con la licenciatura.

:)

Lisett dijo...

Graduacion de titulacion??

provecho y felicidades!!

llegar hasta alli es tranca,
los 6 años de carrera,
el año de bachiller, los años de trabajo, la colegiatura,
la titulacion...

La carrera cansa, pero a "veces"
da satisfacciones :)

Felicidades colega!

Raulín Raulón... dijo...

C.N: Yo estuve como 8 horas haciendo una especie de servinacuy, y encima salí resfriado.

Me hubieras pasado la voz nomás, yo le di la mano a un huevo de gente. Aparte, tuve que soplarme todo porque estaba entre los 15 últimos, el de la foto semidesnudo en Nasca.

Alexis: Gracias, y es cierto. Renegamos harto acerca del mundillo jurídico, incluso lo odiamos.

Angeitamoza: La licenciatura uuuuuffff... esto sólo fue el pase a la liguilla.

Lisett: No, sólo egreso.

Por eso no me motiva tanto.

Igual, gracias por las felicitaciones. En los hechos, soy colega.

Mariela Noles dijo...

sorry me dio mucha curiosidad..y sabes que espero sinceridad: yo soy parte de los 210? (que no eran 210, sino 233 mas desfiles aparte del tuyo y del de tus 14 amigos)
o soy parte de los 14? o en todo caso, tengo un honroso numero 15?

ademas, vas a bailar en la fiesta o mi querida C va a absorberte toda la noche?

Cristina G. dijo...

felicitaciones!

(se tendrá que decir alguna otra cosa?.. no tngo idea)

saludos,
Cris

Lafrau dijo...

Felicidades, has lo que quieras con el diploma peorr eucerda que -a pesar de todo- el que hayas terminado es un esfuerzo tuyo y solo tuyo, lo demás, de ahora en adelante también dependerá -y on mayor responsabilidad- también de tí.
Un abrazo,

Frankie dijo...

Felicidades nuevo abogado!!

Maria Vanessa dijo...

Ohhhhh mi querido Raulin ya se graduo xD

Felicitaciones, todo lo mejor para ti!

Ya sabre a quien recurrir cuando tenga un problema con la justicia!
Besos y a celebrar!

Lara Holmes dijo...

Yo recuerdo el día en q me gradué...ay!!...todos nerviosos y desesperados x salir bien en las fotos...Me enredaba a cada rato con la toga, el birrete me aturdía y pues, los tacos me mataban jejeje...
En fin..
Chispas!!....felicitaciones ps jejeje :-D

Raulín Raulón... dijo...

Mariela: Sólo acuso recibo.

No te preocupes, estás en la lista.

Cristina: ¿Sabes? Descubrí algo de mérito en una graduación PUCP: Eso de vivir entre 6 y 7 años pagando pensiones sin haber caído en quiebra.

Gracias por pasar por aquí.

Frau: Gracias, ese es otro punto cierto a favor: A paritr de aquí, es camino enteramente mío.

Frankie: Gracias, pero aún no fui titulado.

MaiaVane: Entonces, bienvenida a la oficina.

En fin, por ahora no puedo firmar documentos, pero igual, soy todo oídos y sí, puedo cobrar consultas.

Lara: Sí, el día de la graduación es un día para gente con nervios de acero, pero también es un día demasiado largo. Al menos lo fue para mí.

MARTÍN RINCÓN HOEFKEN dijo...

Te felicito hermano... Te graduaste. Todos se gradúan menos yo, jaja que dicho sea de paso no lo haré. Porque soy antisocial y además, es un gasto tonto. Igual me darán el bachiller. Un abrazo y mis reiteradas felicitaciones. Ya estás frente al futuro. El futuro es hoy, jaja...

giancarlo dijo...

Me corregirás si ando mal, pero... ¿Acaso es posible que nadie haya mencionado lo de Videomatch? ¡Por favor! Si "A rodar mi vida" ni la de los Ratones le hacían sombra siquiera...