sábado, 19 de enero de 2008

En el séptimo día... NO DESCANSARÉ!




Ya tuve mi momento de decisiones, de reposiciones y de pretemporada. Un respiro con razurada incluida era lo que necesitábamos esta web y yo, sin contar que, de mi lado, un buen par de días de profundo sueño me ayudarían a alimentar esa cosa extraña en mí llamada optimismo, esperanza en los años que terminan en 8, como este que ya comenzó.


Amiguitos, este blog oficialmente vuelve a circular (si se puede utilizar ese término en la red). ¿Frecuencia? Depende, pues nunca llegué a postear diariamente, aún habiendo material, pero tampoco me excedí de los seis días sin postear, como puede que suceda por exigencias en la oficina que ya les iré contando; finalmente, eso es una necesidad técnico-mercantil, pues estamos inscritos en la sección de personales y ahí los post se registran rapidísimo, por lo que siempre es bueno actualizar seguido. Eso sí, prometo no poner cualquier cojudez sólo para que den clic, ni utilizar ese monse artilurgio del título con doble sentido que (por favor!!!!!), saben que no es mi estilo.


Como (lamentablemente) la vida de este blog es accesoria a mi vida real, también inicia una nueva etapa. Considero arbitraria pero necesaria la división anual, sobre lo que haré ahora de acuerdo a lo que aprendí el año que pasó, pero siempre es más fácil repasar las últimas páginas dejadas atrás.


Bueno, como mucho no les hablé de los últimos días de Diciembre, por lo menos dejaré mi lista de buenos propósitos para este año ya corriente. Ahí va:


1) Este blog tendrá etiquetas!!!! Sí, no les dije que el descanso implicara una renovación de la apariencia del blog, sólo de los contenidos y posiblemente de su esquema, así que en esta entrada he puesto todos los que usaré. Si quieren que otro término sea incluído, acepto sugerencias.


2) El fin de año me agarró con un hambre del carajo. Definitivamente, el sexo es salud y el amor es gastritis, me pasé de huevastristes y me quedé corto sólo por el hecho de estar enamorado. Prometo no hacer sufrir a mi cuerpo este año y dejar ciertos cuerpos femeninos como sus tres últimas cifras: 008.


3) Seré más rápido y definidor. Realmente las incertidumbres me agarran por lento.


4) Cuando acabe mi contrato, tomaré unas vacaciones. Desde el 5-Ene-07, no tuve más de cinco días de descanso, no tuve la oportunidad de irme a mi Canchaque añorado o simplemente a Caral, o a Buenos Aires de compras o en busca de la caleña de mis sueños. Quiero viajar por el mero placer de tomar fotos, de caminar por lugares en los que no existan los conocidos, de conocer gente sin estar propenso a quedarme con su recuerdo y sí a pensar que no las volveré a ver (salvo a la caleña, de cabello negro de preferencia y color de ojos natural, por favor, que conozco las mañas de los bolivarianos en general).


5) Si viene una ola de conciertos de gente que realmente me interese, lo más cerca posible al escenario, cueste lo que cueste.


6) Sacar el brevete de una vez, para tenerlo por gusto aunque sea, como mi nuevo pasaporte. Me falta un poco de dinero para conseguir un auto, pero más importante aún es el brevete (casi tanto como viajar a Paraguay o a Colombia) y aprender a conducir en un nivel decente.


7) Ser menos exigente con ella en ciertos aspectos. Si me toca medio brutovich pues, pues, pues... la instruímos y punto; si es medio planisferio, no importa, "yo pongo lo que falte"*** (aunque casi no hay con qué, LO JURO); si es medio federick, tampoco, ya no estoy en edad de mirar caritas y felizmente existe la noche; si es medio "laxa de piernas", ahí si tendría que meditar respecto a la importancia del espacio tiempo histórico, posterior post en este blog.


8) Ya acabar con los cursos, y comenzar a preparar la tesis. Como diría mi amigo Dennis Falvy, se tratará del mejor libro que se haya escrito en este país.


9) Con la gente blogger que desee, hablen ¿un maquinazo? Los sanguches de ahí son estupendos ("Yo quiero un sangucheeeeeeeee!")


10) Juró que ya no me cortaré el cabello por lo menos hasta el fin del invierno. Muchos me dijeron que les daba algo de melancolía verme con el cabello corto después de tanto tiempo de peluca y que extrañaban mi antiguo look. Señoritas (sólo un hombre se refirió a ello, el resto son mujeres), por favor piensen en mí también, en lo que me acomoda y lo que me conviene. Igual, les prometo que habrá algo de rulo para el próximo solsiticio.


En fin, son propósitos que felizmente he comenzado a construir. Y como no ha pasado más que la primera quincena de este año, sé que algunas perecerán, otras se cumplirán y de hecho tendrán la compañía de nuevos propósitos que aparezcan en el camino.


Por ahora, confirmo que la frecuencia de posteó será variable. Casi semanal por estos días en los que tengo toda la jornada ocupada en mi nuevo centro de trabajo, en el que estaré sólo tres meses, sino terminaré por desaparecer con menos de 70 kilos, de tal manera que empalmo con el super viajezote que me merezco por semana santa. Ese es mi pequeño plan de primer trimestre de año.


Bienvenidos sean de vuelta. Nuevo año, nueva imagen y nuevas ganas: Vacant Lot, segunda temporada.

*** Yo pongo lo que falte: Término que alude a la modestia de voluptuosidades de una mujer que podían ser compensadas con mis excesos de masa, los cuales hoy están en plan de liquidación y disolución definitiva.

3 comentarios:

El Frankie dijo...

Pxa ni me había dado cuenta que no tenías etiquetas.. debes ser porqe ponías hartos links en cada post seguro..

Eduardo dijo...

Me explicas eso del 008?????
Opss... no entendi

manolo dijo...

no sabia q tenia blog. esta chevere (mejor q el ultimo post de martin) jajajaja gracias por el saludo por mi cumple, me he cagado de risa con eso de "no ser tan excigente". nos vemos...(cuando regrese)